Las previsiones nos lo advierten ya. El verano ya ha llegado, y la primera ola de calor está afectando a casi toda España, con los termómetros marcando temperaturas superiores habitualmente a los 35 grados, y los 40 ya en ciertas provincias. Y el calor afecta a de qué manera conducimos.

Si ya sabemos varios trucos para enfriar el turismo velozmente, para ahorrar cuando ponemos el aire acondicionado, o bien para decidir si nos es conveniente más abrir las ventanas o bien usar el climatizador, ahora asimismo prestamos atención a una serie de recomendaciones para eludir los efectos desfavorables de las elevadas temperaturas en el coche:

-Airee el vehículo: Ya antes de comenzar a conducir, baje las ventanas del turismo para orear el habitáculo y también igualar las temperaturas interior y exterior.

-Aire acondicionado: Si enciende el aire acondicionado, baje las ventanas a lo largo de los primeros segundos para expulsar al exterior el aire caliente.

-Temperatura: Sostenga la temperatura del climatizador entre 22º y 24° para eludir enfriamientos por cambios bruscos de temperatura con el exterior. Y evite orientar las toberas cara la cara y el pecho.

-Evite las horas de más calor: Programe sus salidas eludiendo las horas de más calor.

-Ropa cómoda: Utilice ropa cómoda y holgada y un calzado que sostenga apropiadamente el pie.

-Hidrátese: Lleve bebidas frescas no alcohólicas. Tome habitualmente, sin aguardar a tener sed. Lo mejor, agua o bien jugos de fruta. No consuma nada de alcohol si se marcha a conducir: reduce los reflejos, genera una sensación de alegría y una falsa seguridad, aun en los niveles más bajos.

-Comer: Es recomendable ingerir una nutrición ligera, rica en proteínas y vitaminas, eludiendo las comidas grasas.

-Descanse: Pare cada 200 km o bien dos horas para hidratarse, orear el vehículo y relajarse.

-Fatiga: Si en cualquier instante advierte síntomas de fatiga o bien somnolencia, pare de forma inmediata para reposar o bien dormir.

-Sombra: En las paradas, procure detenerse en zonas de sombra. Si para al sol, no deje a personas mayores, pequeños o bien animales en el vehículo.

-Que el motor no se caliente. Vigile la temperatura del motor del vehículo.

De esta manera se hacen cargo de recordádnoslo desde la Dirección General de Tráfico (DGT), en tanto que el excesivo calor en el momento de conducir eleva la temperatura en el habitáculo y puede trastocar la capacidad del conductor, ocasionarle fatiga y generar agresividad, tensión y nerviosismo.



Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *