¿Qué tipo de coches eléctricos existen y cuál encaja mejor con tus necesidades?


La elecririficación, en mayor o menor medida, es la solución que más posiciones gana a la hora de intentar frenar las emisiones de CO2 en automoción. Aunque la infraestructura de recarga todavía es insuficiente, y
la disponibilidad de puntos de carga domésticos se plantea como la solución económicamente más rentable, existen varias alternativas electrificadas para quienes todavía no quieran o no puedan dar el paso hacia un coche 100% eléctrico.

Cada una de estas opciones se puede adaptar a las necesidades de cada conductor, tanto por la disponibilidad o no de un enchufe como por el tipo de uso que se vaya a hacer del coche:

BEV (Battery Electric Vehicle) – Coche eléctrico de batería

Este tipo de coches son totalmente eléctricos. Se trata de automóviles propulsados por uno o varios motores eléctricos que son alimentados por la energía almacenada un paquete de baterías (en su gran mayoría de iones de litio). Aunque para obtener autonomía en el coche y así poder seguir circulando es necesario conectar el vehículo a la red eléctrica para recargar sus baterías.

HEV (Hybrid Electric Vehicle) – Coche híbrido eléctrico

A los coches híbridos eléctricos también se les conoce como «híbridos convencionales» o «híbridos no enchufables». Estos combinan un motor de combustión interna que en su gran mayoría es alimentado por gasolina, con uno o varios pequeños motores eléctricos. También están dotados con un pequeño paquete de baterías que se autorecargan gracias al motor térmico y el sistema de recuperación de energía durante la frenada.

PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) – Coche híbrido eléctrico enchufable

Los híbridos enchufables cuentan con un motor de combustión interna y uno o varios motores eléctricos así como un paquete de baterías de iones de litio. Estos vehículos permiten al conductor circular en modo totalmente eléctrico ofreciendo cierta autonomía, usar solamente el motor de combustión u optar por el modo híbrido para disponer de las máximas prestaciones posibles. Eso sí, a diferencia de los coches híbridos eléctricos, los enchufables tienen que ser conectados a la red eléctrica para recargar de forma rápida y efectiva sus baterías.

FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle) – Coche eléctrico de pila de combustible

Aunque en España los vehículos FCEV no son tan conocidos como en otros países como Japón, es un tipo de tecnología en la que ya se está trabajando, sobre todo, para hacer del hidrógeno un combustible de masas. Los coches eléctricos de pila de combustible hacen uso del hidrógeno a modo de carburante para generar una conversión en la que el hidrógeno se oxida y los electrones que este pierde es la corriente eléctrica que circulará a través de pilas de combustible que mueven motores eléctricos.

MHEV (Mild Hybrid Electric Vehicle) – Coche eléctrico semihíbrido

Los sistemas semihíbridos, también denominados como sistemas de 48 voltios, híbridos parciales o incluso como hibridación leve se han comenzado a popularizar entre los fabricantes de forma reciente. Los automóviles Mild Hybrid cuenta con un motor de combustión interna como eje central de la mecánica pero, aunque no sean un híbrido puro y duro, su motor eléctrico proporciona un par extra para mejorar la respuesta del tren de potencia.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *