Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y Banco Sabadell han dado por rotas las negociaciones para fusionarse. O bien más bien a fin de que el primero absorba al segundo. Fuere como fuese, las conversaciones han tocado a su final tras no llegar a un pacto en el aspecto económico. Específicamente, sobre la valoración de la entidad de origen catalán de cara al costo a abonar por ella.

Cerrado este capítulo -de momento-, las opciones que se abren para cada uno de ellos de ellos son múltiples. Su estrategia es semejante en determinados aspectos para subsistir de la mejor forma posible a la crisis del Covid, si bien cada quien con sus fortalezas y vulnerabilidades.

Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, con dinero en caja
La venta de la filial en E.U. reportará a Banco Bilbao Vizcaya Argentaria un sobrante de capital de ocho.500 millones de euros. Cerca de 300 puntos básicos en el ratio CET1 «fully loaded». El terreno estaba dispuesto para «comerse» al Sabadell, mas las opciones alternativas para el banco tampoco son menores.

Onur Genç, consejero encargado de la entidad, resaltó en el XXVII Encuentro del Campo Financiero de ABC y Deloitte que no acometerían la operación si no reporta valor a sus accionistas. En este sentido, abrió el abanico de opciones a las que destinar el dinero de la venta de EE.UU.: fortalecer la presencia del banco en mercados en los que está presente y también acrecentar el dividendo. También, se refirió a la opción de efectuar una recompra de acciones, lo que es «muy atrayente a los costes actuales».

En los últimos días, derivado de las tensiones por cerrar la fusión, distintos medios apuntan a que Genç habría presionado en la bóveda de la entidad para rehusar al Sabadell y centrarse en adquirir el 100% de Garanti, su filial turca, de la que tiene algo menos del 50%. Fuentes de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria señalan que, tal y como están ahora, se sienten cómodos con su exposición al país otomano. En otras palabras, que, oficialmente, no piensan en tomar el control total de Garanti. Así las cosas, el Banco de España ha advertido varias veces de manera indirecta al banco de que la exposición internacional a ciertos mercados emergentes ahora no supone tanto una ventaja como en la anterior crisis.

Más allá de ello, fuentes financieras señalan que los planes del banco de origen vasco no están cerrados. En la firma financiera siempre han destacado que están abiertos a explorar todo tipo de operaciones, siempre que generen valor para el accionista. Así continúa siendo, peinando el mercado en busca de «oportunidades», siempre en esos términos.

Sabadell, con planes a la vista
Banco Sabadell es solvente y rebosa liquidez. Sufre, como todos, el golpe del Covid y su rentabilidad es un problema. Pero, como indican fuentes financieras, es TSB, su filial británica, el principal lastre. Se trata de un banco sin rentabilidad alguna para el grupo. Llevan años tratando de ajustar costes en Reino Unido y ganar eficiencia. En ello están en la actualidad, con más ajustes de personal y cierres de oficinas, esperando alcanzar el «break even» en 2021, es decir, el equilibrio financiero.

Ahora bien, una vez rotas las negociaciones con BBVA, el Sabadell ha anunciado también que «desarrollará un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del grupo, aumentando de esta manera la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas». Centrarse al máximo en España, donde son especialmente fuertes en el segmento empresarial, aunque eso también amenaza con ser un problema una vez llegue la morosidad derivada de la pandemia. A ello habrá que unir el ajuste de personal de 1.800 personas que planea acometer en España. El citado plan se hará público en el primer trimestre de 2021.

Alén de estos objetivos domésticos, los esfuerzos también se focalizarán en analizar «alternativas estratégicas de creación de valor respecto a los activos internacionales del conjunto, incluyendo TSB». El reto a corto plazo para el banco está muy claro: dar salida a la filial británica.

Aun de esta manera, diversos bancos de inversión y analistas llevan meses colocando al Sabadell como la entidad mejor situada para entrar en una fusión. Una máxima en el sector es no cerrarse a nada, y eso entienden que va a hacer el banco las fuentes consultadas.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *