El día ya antes preparamos la maleta para irnos de vacaciones. Es entonces cuando comenzamos a preguntarnos si la maleta que tenemos es de cabina, si podemos llevar el alimento para el bebé si puedo llevar una mochila a bordo. El 20 por ciento de los pasajeros padece agobio al preparar el equipaje para su vuelo. Las aerolíneas aseguran que todo lo relacionado con el equipaje produce gran cantidad de consultas. Alrededor del cinco% de las preguntas deben ver con el tema del peso y dimensiones, costes en el caso de exceso de equipaje y condiciones para incorporar o bien quitar maletas ya pagadas, entre otras muchas. La agencia de viajes on line Rumbo.es resume las dudas más usuales de los viajantes. 1. Cada compañía aérea es un mundo: infórmate de las condiciones Entre las dudas más usuales figuran si todas y cada una de las compañías aéreas aplican exactamente las mismas políticas de equipaje de mano. La contestación es “no”. Cada compañía es un planeta y de ahí que es imprescindible leer todas y cada una de las condiciones ya antes de viajar. En verdad, uno de los motivos que producen más preguntas son los cambios últimamente introducidos por la parte de ciertas compañías aéreas bajo coste, conforme Rumbo.es. De ahí que es fundamental, ante cualquier duda que pueda surgir sobre este tema, contactar a la aerolínea. 2. El bocadillo sube al aeroplano, la crema para untar no Aún persisten muchas dudas sobre lo que podemos meter en nuestro bolso en cabina y, en consecuencia, son muy recurrentes los inconvenientes en los controles de seguridad ya antes de llegar a la puerta de embarque. Existen algunos artículos que absolutamente nadie se imaginaría que pudieran estar rigurosamente prohibidos. Tal es el caso de los frascos con crema para untar. El alimento puede subir al aeroplano sin inconveniente, mas se ha descubierto que cuando este ingrediente se mezcla con otras substancias podría conformar un compuesto potencialmente explosivo. Conque solo está tolerado si viene untado en el bocadillo. 3. Cuidado con los objetos cortantes Dejar todo para última hora hace que ni nos percatemos de que metemos cualquier insensatez y de la manera más inverosímil. Bastantes personas se olvidan por completo de la normativa de líquidos y guardan frascos que superan el límite tolerado. Mas asimismo se “cuelan” tijeras, cuchillas de rasurar, navajas y hasta líquidos inflamables. En la primera escala, que es el control de seguridad, es ahí donde incautan estos objetos. 4. Las medicinas, mejor con receta Los fármacos no sólidos prosiguen la misma normativa que el resto de líquidos. Mas no hay limitaciones de medidas en el caso de las medicinas con receta. La Unión Europea deja viajar a bordo con exactamente las mismas, siempre y cuando en el control de seguridad se presente una receta emitida oficialmente por un especialista. Asimismo puede servir un informe médico o bien una carta de viaje. 5. Líquidos admitidos: se puede llevar líquidos en equipaje de mano si van envasados en recipientes que no superen los 100 ml y debe ir en una bolsa transparente de capacidad máxima de 1 litro. Puedes llevar: agua, jarabes, sopas, perfumes, lociones, gel de ducha, champú, maquillaje, crema de rasurar, desodorizantes en spray.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *