La tendinitis es la inflamación o bien irritación del ligamento, el tejido fibroso que une el músculo al hueso y que se hace cargo de transmitir la energía que produce el músculo para desplazar la articulación. Acostumbra a aparecer en: hombro, mano, rodilla o bien talón.

Causas de la tendinitis

Movimientos repetitivos

La primordial causa de la aparición de la tendinitis son los movimientos repetitivos de forma continuada. Asimismo aparecer por:
– Lesión, a menudo por razones deportivas.
– Distensión muscular o bien cambio en el tejido muscular.
– Postura incorrecta.
– Esmero en los tejidos blandos por una situación anormal de una articulación o bien un hueso.

– Piernas de diferente longitud.
– Artritis en una articulación.
– Artritis reumatoide.
– Gota.
– Soriasis.
– Enfermedad de la tiroides.
Se distinguen múltiples géneros de tendinitis:
– Tendinitis del manguito rotador, conjunto de músculos y ligamentos que van pegados a la articulación del hombro que sirven para desplazar el hombro cara adentro y cara fuera. Ocurre por empleo excesivo o bien por lesión.
– Síndrome del pellizcamiento o bien pinzamiento aparece si los ligamentos se “prensan” entre las estructuras implicadas en el movimiento del hombro. Empeora con movimientos repetitivos.
– Tendinitis bicipital o bien tendinitis calcificada. Inflamación de este ligamento del bíceps, que ayuda a flexionar el codo y el hombro cara adelante y a virar el antebrazo. Aparecer por empleo excesivo o bien por una lesión.

– Tendinitis De Quervain. Afecta las muñecas por empleo excesivo de los ligamentos de los pulgares por actividades como: redactar, jardinería, trabajo manual fino, empleo excesivo de aparatos electrónicos o bien labores de ensamblaje.
– Tendinitis aquiliana o bien tendinitis del talón. Inflamación del ligamento de Aquiles que conecta los músculos de la pantorrilla con el talón ayudando a levantare el pie del suelo. Acostumbra a presentarse por lesión deportiva o bien empleo de calzado inapropiado.
– Síndrome del túnel tarsal. Afecta al nervio tibial ubicado en la parte interior de los tobillos y que da sensación del tacto a dedos y planta del pie. Aparece por fractura de tobillo, artritis reumatoide o bien deformidades del pie.

Síntomas de la tendinitis

Dolor sueco al desplazar la extremidad

El síntoma primordial de la tendinitis es el dolor sueco al desplazar la extremidad perjudicada. Asimismo hay sensibilidad y también inflamación leve.
Por géneros de tendinitis los síntomas son:
– Tendinitis del manguito rotador presenta irritación y también inflamación en los músculos que conforman el manguito rotador.
– En el síndrome del pellizcamiento o bien pinzamiento hay dolor intenso en el hombro o bien en la parte superior del brazo al levantarlo y moverlo.
– En la tendinitis calcificada hay dolor delante del hombro que puede irradiarse al codo y antebrazo.
– En la tendinitis De Quervain presenta dolor y también hinchazón en la muñeca del lado del pulgar sobre todo con el movimiento.
– En la tendinitis aquiliana los signos son: inflamación y rigidez de los tobillos y dolor o bien en la parte trasera del tobillo al caminar o bien al levantar los dedos.
– Para el síndrome del túnel tarsal se siente un doloroso ardor en los dedos y planta del pie, frecuentemente de noche o bien tras continuar de pie. Es un dolor que se calma parcialmente al desplazar el pie, el tobillo o bien la pierna.

Diagnóstico de la tendinitis

Examen físico y descripción de síntomas

El médico efectuará el diagnóstico con el examen físico y la descripción de síntomas centrándose en aspectos como el instante en que se siente el dolor y qué lo hace empeorar. Asimismo posiblemente se haga una prueba de imagen como una radiografía.

Tratamiento y medicación de la tendinitis

Reducir el dolor y la inflamación

Si hay síntomas de enfermedad reumática el tratamiento debe pautarlo un reumatólogo. En el caso de lesión puntual las recomendaciones acostumbra a darlas el traumatólogo de emergencia y acostumbran a ser:
– Reposo.
– Empleo de apoyo protésico como tobilleras, rodilleras, cabestrillos o bien muletas.
– Aplicar frío o bien calor, dependiendo de la solución que mejor siente en todos y cada caso. La aplicación de compresas fríos o bien hielo es muy eficaz a lo largo de las primeras 48 horas tras el comienzo de la inflamación.
– Paracetamol o bien antinflamatorios no esteroideos para calmar el dolor.
Si la tendinitis persiste se puede aconsejar fisioterapia con aplicación de ultrasonidos, hidroterapia, masaje muscular y un programa adaptado de ejercicio. En extrañas ocasiones se precisa de cirugía.

Prevención de la tendinitis

Relajación para no sobrecargar, estiramientos y precalentamientos

Las claves para eludir la tendinitis son:
– Relajar los músculos eludiendo sobrecargar los ligamentos.
– Conjuntar actividades si se deben hacer ejercicios repetitivos.

– Higiene postural y evaluación ergonómica en el puesto.
– Progresar técnica deportiva para eludir lesiones.
– Estirar ya antes y tras el ejercicio.
– Hacer ejercicios de calentamiento ya antes del ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *