La salmonelosis es una infección por ‘Salmonella’, una de las intoxicaciones alimenticias más habituales y extendidas. De año en año, conforme datos de la organización mundial de la salud (OMS) afecta a decenas y decenas de millones de personas en el mundo entero, como ocurrió el siete de junio, exactamente en el día mundial de inocuidad de los comestibles, a 9 personas en Manacor.
Es infecciosa y en la mayor parte de los casos los síntomas parcialmente leves. Es posible que ni tan siquiera se requiera tratamiento mas en pacientes críticos, como pequeños pequeños o bien ancianos, se ven con seriedad perjudicados por la deshidratación que acarrea y puede llegar a ocasionar la muerte.

Causas de la salmonelosis

Infección por la bacteria ‘Salmonella’

La Salmonella es un conjunto de bacterias que, en general, viven en los intestinos de animales y personas de donde se expulsan por medio de las heces. Es omnipresente y resistente y puede subsistir a lo largo de semanas en un entorno seco y a lo largo de meses en agua. La mayor parte de infecciones o bien intoxicación son ocasionadas por comestibles contaminados como las carnes crudas o bien no suficientemente cocinadas son producidas por ‘Salmonella enterica’ serotipo ‘Typhimurium’ y ‘Salmonella’ serotipo Enteriditis. ¿Dónde puede haber salmonella? Puesto que se puede localizar en:
– Carne de aves crudas o bien no suficientemente cocinada.

– Huevos.
– Frutas y vegetales sin lavar.
– Carne de vacuno cruda o bien no suficientemente cocinada.
– Carne de cerdo cruda o bien no suficientemente cocinada.
– Mascotas: como víboras, tortugas y lagartos. Es singularmente crítico la limpieza de excrementos de estos animales en tanto que debe hacerse con las cautelas precisas para eludir el contacto con la bacteria.
El ácido estomacal tiende a destruir la ‘Salmonella’ con lo que la intoxicación ha de ser elevada para desarrollar la intoxicación salvo si hay una deficiencia de ácido gástrico que puede darse en:
– Pequeños menores de un año.
– Ancianos.
– Personas con el sistema inmunitario desgastado como los perjudicados por SIDA, pacientes trasplantados o bien pacientes que prosigan un tratamiento contra el cáncer.

– Personas que tomen antiácidos o bien fármacos que inhiban la producción de estos ácidos como los antihistamínicos como la ranitidina o bien los inhibidores de la bomba de protones como el omeprazol.
– Perjudicados por enfermedad intestinal inflamatoria.
– Perjudicados por trastornos que afecten a los glóbulos colorados como la anemia drepanocítica, trastorno heredado de la sangre por hemoglobina imperfecta, o bien la malaria.
La salmonelosis puede transmitirse entre personas. Es infecciosa vía fecal-oral.
Variedades de la ‘Salmonella’ como la ‘Salmonella typhi’ y la ‘Salmonella paratyphi’ ocasionan fiebre tifoidea. Una enfermedad más seria y que es bastante frecuente en países en desarrollo.

Síntomas de la salmonelosis

Náuseas, vómitos y diarrea entre otros muchos

Los síntomas de la salmonelosis comienzan a manifestarse transcurridas entre 6 y 72 horas tras la ingesta. La crisis acostumbra a tener una duración de 2 a 7 días. Los signos de salmonelosis incluyen:
– Fiebre.
– Diarrea. Puede ser sangrienta a veces.
– Náuseas y vómitos.
– Cólicos abdominales.
– Cefalea.
– Dolor muscular.
– Escalofríos.
La salmonelosis es una de las 4 enfermedades diarreicas primordiales a escala mundial y si la deshidratación que generan sus síntomas es grave puede ser grave y poner en riesgo la vida. Los signos de la deshidratación son: menor producción de orina, sequedad de boca y lengua, ojos hundidos y minoración de producción de lágrimas.

Semanas o bien meses tras el cese de la diarrea puede presentarse artritis reactiva (dolor al mear, irritación en los ojos, dolor en caderas, rodillas y ligamento de Aquiles).
Si la bacteria pasa a la sangre (bacteriemia), puede provocar infecciones y abscesos de pus en huesos, articulaciones, tracto mingitorio y pulmones. Aun pueden acumularse en prótesis articulares, injertos de vasos sanguíneos, recubrimiento de arterias, tumores y válvulas cardiacas artificiales. Si se inficionan las arterias, como la bacteriemia puede ser crónica.

Diagnóstico de la salmonelosis

Cultivo de heces, pus, sangre o bien muestra rectal

Además del examen físico y descripción de síntomas el médico pedirá una muestra de heces, pus o bien sangre. Asimismo puede conseguir una muestra rectal para efectuar un cultivo bacteriano para identificar la presencia y género de ‘Salmonella’.

Tratamiento y medicación de la salmonelosis

Rehidratación y antibióticos

La mayor parte de casos no requieren tratamiento salvo lograr restituir el equilibrio de líquidos y electrólitos. La ingesta de líquidos es clave en los perjudicados por salmonelosis para eludir la deshidratación. Los casos graves requieren hospitalización para poder efectuar hidratación intravenosa. Si hay peligro de infección en la sangre, bacteriemia, se prescribirán antibióticos.

Prevención de la salmonelosis

Buena higiene

Las medidas de prevención de la salmonelosis se fundamentan primordialmente en:

– Sostener una buena higiene, personal lavándose apropiadamente las manos tras emplear el baño, mudar un pañal, adecentar excremento de mascotas, tocar reptiles o bien pájaros o bien manipular carnes crudas.
– A nivel de seguridad alimenticia es clave eludir la polución cruzada entre comestibles sosteniendo apartados en el frigo la carne cruda de vacuno de la de ave y de los pescados. Asimismo es clave lavar apropiadamente todos y cada uno de los vegetales (verduras, frutas y hortalizas).
– Para recortar sería interesante emplear tablas diferentes para recortar carnes y para recortar frutas y vegetales y, si no es posible, lavar bien la tabla y secarla apropiadamente toda vez que se corte un comestible y ya antes de emplearla nuevamente.
– Jamás se debe poner comestibles cocinados en un plato que haya contenido un comestible crudo (carne, huevo crudo…) y no se haya lavado anteriormente.
– No se debe dejar el alimento fuera de la nevera más de 2 horas y menos de una si es un día caluroso. El alimento debe preservarse en frío cuanto antes.
– Eludir comer huevos crudos (pueden estar en masas de galletas o bien magdalenas).
– Si se está enfermo no se debe cocinar para otras personas.
– Las encimeras y superficies de trabajo en la cocina deben continuar siempre y en toda circunstancia limpias, singularmente si se está cocinando.

Es esencial tener en consideración que los comestibles son la base de la energía, la salud y el bienestar del humano. Han de estar en inmejorables condiciones para su consumo y hemos de estar pendientes de las medidas de seguridad alimenticia, tanto adquiriendo comestibles que hayan superado los pertinentes controles veterinarios, como sostener las cautelas precisas a nivel familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *