La resistencia a la proteína C activada (PCa) es la trombofilia, coagulación excesiva, hereditaria más frecuente. Está ocasionada por el factor V Leiden y su prevalencia es más elevada entre los caucásicos. La resistencia a la PCa se ha identificado como un factor de peligro de trombosis venosa profunda.

Causas de la resistencia a la PCa

Factor V de Leiden

La proteína C activada (PCa) es una proteína que el organismo genera para la prevenir la capacitación de coágulos sanguíneos. Asimismo ayuda a romper los coágulos. Si está en complejo con la proteína S, glucoproteina plasmática dependiente de vitamina liposoluble de tipo K sintetizada en el hígado que en la circulación sanguínea asociada con mutaciones en un alelo del gen PROS1, aumenta el peligro de padecer trombos venosos puesto que degrada los factores de la coagulación Va y VIIIa inhibiéndola.

Las mutaciones del factor V lo vuelven resistente a la inactivación por PCa con lo que aumenta el peligro de trombosis. El factor V de Leiden, un defecto genético, es la más usual de estas mutaciones. Está presente en, aproximadaemnte, el cinco% de las poblaciones europeas y se acostumbra a advertir en entre el 20% y 60% de los casos de trombosis venosa espontánea.

Síntomas de la resistencia a la PCa

Coágulos de sangre

La aparición de coágulos o bien tromboembolismo venoso y/o los accidentes cerebrovasculares en jóvenes puede ser un síntoma de la existencia de este trastorno hereditario.

Diagnóstico de la resistencia a la PCa

Análisis de coagulación plasmática

Para el diagnóstico se efectúa un KPTT, una prueba que mide la capacidad de la sangre para solidificar en presencia y en ausencia de una cantidad de proteína C activa estandarizada. Debe efectuarse la prueba de resistencia a la proteína C en plasma que será empleado como índice de normalidad para poder calcular la relación precedente. El cociente entre los 2 tiempos de coagulación aporta el dato de proteína C activa. Esta prueba no debe efectuarse en casos bajo tratamiento anticoagulante o bien en pacientes individuos con deficiencia de factores o bien inhibidores adquiridos de la coagulación.

Tratamiento y medicación de la resistencia a la PCa

Heparina y warfarina

El tratamiento de referencia es la heparina parenteral seguida de la warfarina oral.

Prevención de la resistencia a la PCa

Sin prevención

La resistencia a la PCa no tiene unas medidas concretas mas se pueden tomar como modelo las pautas establecidas para los accidentes cerebrovasculares y/o la trombosis venosa profunda.
– Tener bajo control la hipertensión.
– Eludir en lo posible el agobio.
– Hacer ejercicio moderado de manera regular para reducir el peligro de capacitación de coágulos. Esto es fundamental para las personas que deben continuar bastante tiempo sentadas o bien efectúan largos viajes frecuentemente.
– Supervisar el peso.
– No fumar ni tomar alcohol en demasía.
– Supervisar el nivel de colesterol.
– Dieta equilibrada.
– No consumir drogas.
– Consumir, bajo prescripción facultativa, fármacos precautorios como los anticoagulantes.
– Usar medias de compresión en las piernas bajos las recomendaciones del especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *