La periostitis tibial es una inflamación de la membrana con vascularización (periostio) que cubre la tibia nutriéndola y sensibilizándola. La periostitis tibial o bien “dolor en las espinillas” es una lesión muy usual en corredores, atletas y bailarines.

Causas de la periostitis tibial

Sobrecarga o bien sacrificio repetitivo en la tibia

La periostitis tibial aparece por sobrecarga o bien sacrificio repetitivo en la tibia y los tejidos conjuntivos que unen el hueso a los músculos. Acostumbra a aparecer si se corre en superficies duras, cambios de terreno, si hay pie plano, pie cavo, si se es corredor principiante o bien se endurece el adiestramiento. Asimismo puede presentarse si hay inconvenientes biomecánicos de la pisada, si se emplea calzado de deportes inapropiado o bien se prosigue un adiestramiento militar.

Síntomas de la periostitis tibial

Dolor en las espinillas

El primordial síntoma o bien signo de la periostitis tibial es el dolor en las espinillas; en la parte delante o bien siguiente de la tibia. Puede sentirse a la palpación. El dolor aparece de forma gradual. Se siente quemazón y no se termina al reducir la intensidad o bien parar. Puede llegar a derivar en una fractura por sobrecarga.

Diagnóstico de la periostitis tibial

Examen físico y pruebas de imagen

Para el diagnóstico acostumbra a ser suficiente el examen físico, la descripción de síntomas y la historia clínica mas se puede confirmar con una radiografía o bien otras pruebas de imagen para identificar otras causas posibles del dolor como puede ser una fractura por agobio.

Tratamiento y medicación de la periostitis tibial

Reposo relativo, frío y calmantes

El tratamiento acostumbra a consistir en un reposo relativo, en tanto que no hay que dejar el ejercicio físico al cien por ciento, mas hay que eludir las situaciones que ocasionen dolor, inflamación o bien molestias. Se aconsejan ejercicios de bajo impacto como nadar o bien ir en bici. Para mitigar el dolor se aconseja aplicar frío sobre una toalla puesta sobre la zona perjudicada a lo largo de un máximo de 20 minutos entre 4 y 8 veces al día a lo largo de múltiples días.
Asimismo se pautarán calmantes como el paracetamol para aliviar el dolor.

Prevención de la periostitis tibial

Estudio biomecánico y otras cautelas

Un medio de prevención de la periostitis tibial es una investigación biomecánico que analice la pisada. Además de esto, se recomienda no sobrecargar la zona; seleccionar el calzado adecuado; emplear plantillas que absorban el impacto; aguantes para el arco del pie y efectuar un adiestramiento de fuerza para robustecer y estabilizar piernas, tobillos, caderas y músculos centrales de las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *