La nictofobia o bien fobia a la obscuridad que es producida por los peligros que no podemos ver mas que imaginamos que están en exactamente el mismo sitio en el que hallamos. Puede llegar a bloquear la capacidad de reacción y la capacidad de solicitar ayuda. Se considera normal en pequeñas y pequeños de 2 a 7 años de edad mas lo normal es que desaparezca de forma progresiva. Si perdura en el tiempo lo recomendado por los especialistas es preguntar con un psicoterapeuta para intentar superar la fobia.

Causas de la nictofobia

No poder visualizar los riesgos

El temor a la obscuridad es una reacción natural de la evolución del humano puesto que se halla en desventaja frente a los predadores nocturnos puesto que pierde capacidad visual sin la presencia luminosa. La nictofobia es un temor irracional ocasionado por una percepción distorsionada y anticipatoria de los riesgos que nos avizoran en la obscuridad tanto en ambientes abiertos (bosque, calle, campo…) como en ambientes cerrados (dormitorio, la propia casa, un aparcamiento, un cuarto trastero, una casa ignota, un edificio desconocido…).

La nictofobia asimismo puede tener origen en un trauma o bien una experiencia angustiante como un accidente, sometimiento a abusos, violencia, malos recuerdos o bien una visión distorsionada sobre la obscuridad aprendida mediante relatos de temor y terror, por servirnos de un ejemplo.
En la obscuridad, además de esto, se perciben sonidos que se sienten como amenazas como crujidos, pasos que se aproximan, voces, vehículos, puertas que se abren o bien se cierran, sonidos de animales… La carencia de familiaridad con el ambiente y la intensidad de la obscuridad puede hacer más intensa la ansiedad y sofocación que acompañan a la nictofobia.

Síntomas de la nictofobia

Ansiedad y otros

Los signos de que alguien puede presentar un caso de nictofobia son:
– Temor irracional y también intenso a la obscuridad.
– Inconvenientes para conciliar el sueño y también insomnio a lo largo de la noche.
– Ansiedad o bien crisis de ansiedad en situaciones de obscuridad.
– Sudoración, mareos o bien complicad para respirar cuando se está a oscuras.
– Sofocación al despertarse en un ambiente obscuro.
– Rechazo a salir de casa a lo largo de la noche.
– Necesidad apremiante de tener una luz de referencia a lo largo de la noche.

Diagnóstico de la nictofobia

Entrevista clínica y pruebas

Para diagnosticar la nictofobia el especialista efectúa una entrevista y efectúa pruebas como:

– La prueba de actuación en la obscuridad de Coffman para valorar el comportamiento en situaciones poco a poco más oscuras.
– La prueba de aproximación conductual a la obscuridad de Méndez y que incluye 6 situaciones con un nivel de intensidad de luz diferente.
– Registro de conductas en la obscuridad de Mikulas y Coffamn que valora en una escala de cero a 4 si se hacen cosas como: pasar por un corredor obscuro, ir al lavatorio por la noche y a oscuras, apagar todas y cada una de las luces de casa, o bien entrar en espacios como el aparcamiento, el cuarto trastero o bien el dormitorio a oscuras.
– Registro en el momento de dormir de Méndez y González que valora el temor que siente el paciente en el instante de irse a dormir.

Tratamiento y medicación de la nictofobia

Psicoterapia

El tratamiento de elección contra la nictofobia es la psicoterapia que puede incluir desde la terapia cognitivo-conductual para asistir al paciente a entender esos sentimientos negativos cara la obscuridad y la noche y tratando de edificar pensamientos útiles y positivos para supervisar la fobia.
Asimismo se pueden incluir a nivel psicoterapéutico:
– Terapias de relajación y atención plena.
– Técnicas de respiración.
– Técnicas de exposición y desensibilización exponiendo al paciente al temor de forma pausada y aplicando técnicas de autocontrol.

– Realidad virtual para recrear entornos que dejen enfrentar temores de una manera controlado.
– Terapia asistida con animales para facilitar el control sensible.
A nivel farmacológico, y en casos graves, el siquiatra puede proponer una pauta de calmantes y antidepresivos además de la psicoterapia. No obstante, la modificación de la conducta mediante psicoterapia es el tratamiento de elección.

Prevención de la nictofobia

Eludir promover los temores

Una fobia no tiene prevención mas sí se puede intentar eludir que progrese eludiendo promover los temores que se asocian a la obscuridad como las películas y las historias de temor y terror.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *