La mastocitosis es una acumulación anormal de mastocitos en la piel que llega a provocar lesiones de color colorado-violáceo. Es poco usual mas que cuando aparece acostumbra a ser crónica. Los mastocitos, que tienen una función clave en la contestación del sistema inmunitario cara parásitos y ciertas bacterias, son células que se producen en la medula ósea y son parte del sistema inmune. Abundan en la piel, en los pulmones, y en las mucosas de las vías aéreas y del tracto digestible.
Los mastocitos poseen substancias químicas como:
– La histamina, substancia que interviene en las reacciones alérgicas y en la producción del ácido gástrico.

– La heparina, anticoagulante natural que está en los tejidos del organismo.
– Las citosinas, bases nitrogenadas que son parte de los ácidos nucleicos (ADN y ARN).
– Los factores de desarrollo, conjunto de substancias, por norma general proteínas, que con las hormonas y los neurotransmisores son parte de la comunicación intercelular.

Causas de la mastocitosis

Posible mutación genética

Por norma general no se conoce la causa de la mastocitosis, que realmente es un conjunto de trastornos, que se genera por la acumulación infrecuente de mastocitos en la piel; algo que ocurre durante años.
La mastocitosis puede afectar a la piel (mastocitosis cutánea); o bien la piel, el estómago, el intestino, el hígado, el bazo, los ganglios linfáticos y la medula ósea (mastocitosis sistémica) generando una cierta disfunción en los órganos. La mastocitosis sistémica tiene otra forma: la mastocitosis sistémica violenta que evoluciona de manera rápida y se relaciona con daños a los órganos. Otras formas de mastocitosis sistémica son la leucemia de mastocitos y el sarcoma de mastocitos.

Síntomas de la mastocitosis

Picor y enrojecimiento

Los signos que pueden señalar la presencia de mastocitosis son:
– Picor (prurito).
– Enrojecimiento.
– Malestar general.
– Ampollas.
– Lesiones de color colorado-violáceo.
– Dolor abdominal.
– Diarrea.
– Malabsorción.
– Complejidad de concentración.
– Anafilaxia.
– Osteoporosis.

Diagnóstico de la mastocitosis

Examen físico, muestra de tejido y análisis de sangre

El diagnóstico de mastocitosis puede llegar a retrasarse pues es un enfermedad inusual. Si se sospecha de un caso el diagnóstico acostumbra a confirmarse con el examen físico, el análisis de una muestra de tejido que muestre el nivel de mastocitos y un análisis de sangre que confirme la presencia de substancias químicas relacionadas con estos.

Tratamiento y medicación de la mastocitosis

Alivio de los síntomas

El alivio de los síntomas es la pauta de referencia. En el caso de la mastocitosis cutánea, para calmar el picor en pequeños, se prescriben antihistamínicos. En adultos se puede aplicar luz ultravioleta, que solo se puede hacer en centros especializados y bajo control médico, y cremas de corticoesteroides.
La mastocitosis sistémica no tiene cura conque el tratamiento consiste en supervisar los síntomas con medicamentos bloqueantes de histamina H1 y H2. El cromoglicato vía oral contribuye calma el dolor ósea y los inconvenientes digestibles y la aspirina reduce el enrojecimiento si bien no se puede dirigir a pequeños y en ocasiones empeora otros síntomas.
Asimismo pueden administrarse corticoesteroides vía oral, mas no alén de tres a cuatro semanas.

Prevención de la mastocitosis

Sin prevención

La mastocitosis no tiene prevención mas los pacientes que la sufren deben prestar atención a una serie de recomendaciones para eludir que los síntomas empeoren. Entre ellas:
– Eludir los contrastes fuertes de temperatura.
– Eludir presión sobre la piel o bien roces intensos sobre ella. Se tienen que utilizar prendas holgadas.
– Eludir el agobio o bien la ansiedad.
– La toma de determinados medicamentos, por servirnos de un ejemplo, para mitigar el dolor.

En el caso de mastocitosis sistémica el médico puede aconsejar tener siempre y en todo momento a mano, y en buen estado, una jeringuilla autoinyectable con adrenalina frente a una posible anafilaxia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *