La hidropesía fetal es una enfermedad que provoca una inflamación grave en el feto o el bebé que acaba de nacer. Este edema o inflamación se produce por que sale mucho líquido del circuito sanguíneo y se distribuye por el cuerpo.

Causas de la hidropesía fetal

Inmune y no inmune

Esta enfermedad es de dos tipos diferenciados por su origen inmune o no inmune. La hidropesía inmunitaria se produce cuando hay incompatibilidad entre el Rh negativo de la madre y el Rh positivo del feto que provoca la reacción del sistema inmunitario. Los glóbulos rojos de la madre actúan destruyendo los del feto y le provocan una anemia grave. Como el organismo del feto o bebé no es capaz de asumir la situación existe la posibilidad de desarrollar hidropesía. El corazón sufre insuficiencia y una gran cantidad de líquido se distribuye por los órganos del cuerpo del feto.

Por otra parte, también hay la hidropesía no inmunitaria, que es la más habitual y dañan la capacidad del feto o del bebé de controlar el exceso de líquido en su organismo. Esta situación puede provocar anemias, infecciones o trastornos hepáticos.
Mucho menos frecuente es la hidropesía causada por un defecto genético en la síntesis de la cadena alfa de la hemoglobina. En este caso el pronóstico es muy grave y suele provocar la muerte fetal.

Síntomas de la hidropesía fetal

Gran cantidad de líquido

Los síntomas son evidentes a medida que avanza el embarazo. Uno de los más frecuentes es la acumulación de una gran cantidad de líquido amniótico. Paralelamente, la placenta se hace más espesa. Y el feto también concentra líquido y muestra algunos órganos como el corazón o el hígado de un tamaño superior al normal lo que se puede apreciar en una ecografía de control.

En el recién nacido se puede apreciar: color pálido, inflamación grave sobre todo en el abdomen, problemas para respirar e hígado y bazo agrandados.

Diagnóstico de la hidropesía fetal

Ecografías y amniocentesis

El médico suele descubrir la enfermedad durante la realización de una ecografía de control. Si descubre el trastorno, deberá realizar varias ecografías, extraer sangre fetal para analizar y realizar la prueba de la amniocentesis para extraer líquido amniótico.

Tratamiento y medicación de la hidropesía fetal

El tratamiento dependerá de la causa

El tratamiento depende del origen de la enfermedad, pero suele incluir algunos factores que se repiten:
– Medicación para inducir el parto prematuro.

– Parto prematuro por cesárea si el médico observa que el estado se agrava.
– Transfusión sanguínea al feto.
Ya una vez el bebé ha nacido se toman otras medidas como:
– Si se trata de hidropesía fetal inmunitaria, se suele realizar transfusión de glóbulos rojos compatibles con el tipo de sangre del bebé.
– Extracción del líquido sobrante alrededor de algunos órganos.
– Medicación para aliviar el daño renal.
– Medicación para curar la insuficiencia cardíaca.
– Respiración asistida.
– Pese a que se ha avanzado mucho en el tratamiento, hay un porcentaje importante de posibilidades de que se produzca la muerte del feto o del recién nacido.

Prevención de la hidropesía fetal

Medicación

La mejor prevención para la incompatibilidad del Rh de la madre y del feto se puede prevenir administrando un tratamiento farmacológico a la madre antes y después del embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *