La enfermedad de Kawasaki es una inflamación extendida de las arterias del cuerpo humano. Acostumbra a aparecer en pequeños menores de 5 años. El primer síntoma es la fiebre y en un 20% de los casos se dificulta con la generación de aneurismas coronarios. el país nipón es la zona del planeta donde es más usual.

Causas de la enfermedad de Kawasaki

Factor genético

No se ha conseguido determinar las causas de esta enfermedad, mas parece obvio que hay un componente genético que incide en la reacción inmunológica del cuerpo tras la aparición de una infección por causas ignotas.
 

Síntomas de la enfermedad de Kawasaki 

La fiebre alta es el primer  síntoma

La aparición de la fiebre alta (unos 39 grados) se sostiene a lo largo de prácticamente una semana y viene acompañada, en una primera fase, de otros síntomas claros como:
-Garganta y lengua hinchados.
– Ganglios linfáticos inflamados.
– Ojos enrojecidos y salpullidos en el pecho.
– Irritabilidad.
– Conjuntivitis en los ojos.
En una segunda fase los signos que pueden aparecer son:
– Descamación en las extremidades.
– Dolor articular.
– Diarrea y/o vómitos.
– Dolor abdominal.
En ciertos casos se dificulta con la aparición de aneurismas en las arterias del corazón, lo que quiere decir que hay dilatación en las arterias. Estos aneurismas pueden desaparecer cuando la fiebre cesa. Si persisten hay peligro de padecer un infarto de miocardio.

Diagnóstico de la enfermedad de Kawasaki

Observación del paciente

No hay una prueba clínica concluyente para asegurar la existencia de la enfermedad en una persona. El médico tiene que efectuar una exploración meticulosa del paciente y revisar si cumple unos criterios establecidos para determinar la existencia de la enfermedad.
El primer factor es la existencia de fiebre a lo largo de por lo menos 5 días. Otras peculiaridades de la enfermedad de Kawasaki son la aparición de eritemas, edemas y descamación en manos y pies; afectación en labios y lengua con aparición de hinchazón y fisuras; y adenopatía cervical.
Asimismo se efectúa una ecocardiografía para revisar si existen perturbaciones en el corazón y análisis de sangre y de orina. Una vez desaparecida la fiebre va a haber que efectuar electrocardiogramas, ecocardiogramas y, a veces, cateterismos para examinar la evolución de los aneurismas coronarios.

Tratamiento y medicación de la enfermedad de Kawasaki

Aspirinas contra los aneurismas

El tratamiento frecuente consiste en dirigir altas dosis de aspirina para reducir la inflamación además de esto, ayuda a supervisar la fiebre. El tratamiento de la enfermedad de Kawasaki es una salvedad a la regla de no dar aspirina a los pequeños, mas la prescripción y el seguimiento del caso tiene que estar controlado por un médico.
Complementariamente, puede administrarse por vía intravenosa una proteína inmune llamada gammaglobulina.

Prevención de la enfermedad de Kawasaki

No se conoce de qué manera prevenir la enfermedad de Kawasaki

Al no conocerse las causas de la enfermedad, tampoco se ha logrado describir factores de prevención de esta enfermedad extraña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *