La endocarditis es la inflamación de la membrana (endocardio) que cubre las válvulas y cavidades del corazón por norma general por una infección bacteriana, fúngica o bien virus. Puede dañar o bien destruir las válvulas cardiacas si no se trata. Una causa de infección puede llegar por medio de la boca con lo que la higiene bucal y bucal cobra relevancia en frente de esta nosología. Las personas con mayor peligro de padecer endocarditis acostumbran a ser pacientes con daños en las válvulas cardiacas, pacientes con válvulas cardiacas artificiales o bien personas con defectos cardiacos innatos.

Causas de la endocarditis

Infección bacteriana, fúngica o bien viral

La endocarditis acostumbra a identificarse como ‘endocarditis infecciosa’ si bien la mayoría de casos se generan por infecciones bacterianas; eminentemente, por:

– ‘Staphylococcus aureus’
– ‘Streptococcus viridans’
– ‘Streptococcus bovis’
– ‘Streptococcus pneumoniae’
– ‘Enterococo’
– ‘Pseudomonas aeruginosa’
– ‘Candida’
– ‘Haemophilus parainfluenzae’
– ‘Actinobacillus hominis’
– ‘Cardiobacterium’
– ‘Eikenella corrodens’
– ‘Kingella kingae’
La clasificación de la enfermedad se puede identificar conforme la localización de la infección; por la vía de adquisición (encías sangrantes que favorecen el ingreso de bacterias en el torrente sanguíneo; cateterismos, agujas y jeringuillas contaminadas, tatuajes y/o piercings…) ; y conforme los resultados microbiológicos.
Sufrir lupus eritematoso sistémico y algún género de trombofilia pueden favorecer la fijación de la infección a lesiones en el endocardio. En el caso de las infecciones virulentas pueden adherirse de manera directa al endotelio íntegro.

Síntomas de la endocarditis

Fiebre, soplo cardiaco que aparece por vez primera o bien que es diferente al ya existente, escalofríos, dolor y otros

El desarrollo de la endocarditis puede ocasionar múltiples síntomas y su aparición puede ser repentina o bien lenta dependiendo de la causa. Ciertos síntomas son:
– Fiebre y escalofríos.
– Soplo cardiaco que aparece por vez primera o bien que es diferente al ya existente.
– Fatiga.
– Dolor en las articulaciones y los músculos.
– Sudoraciones nocturnas.
– Complejidad y/o bien dolor en el pecho al respirar.
– Hinchazón en los pies, las piernas o el abdomen.
– Adelgazamiento involuntario.

– Sangre en la orina.
– Dolor ligero en el bazo.
– Máculas rojas en la planta del pie o bien en la palma de la mano (lesiones de Janeway).
– Máculas sensibles de color colorado bajo la piel de los dedos de la mano o bien del pie (petequias o bien nódulos de Osler).
Si no se trata la endocarditis puede ocasionar dificultades como las agrupaciones bacterianas y de fragmentos celulares (vegetaciones) que pueden desprenderse y desplazarse a los pulmones, al cerebro, a los órganos abdominales, a los riñones o bien a las extremidades.

Diagnóstico de la endocarditis

Es clave identificar la causa

El médico precisa identificar la causa de la endocarditis para poder prescribir el tratamiento conveniente. Para ellos, aparte de la historia clínica y el tratamiento de síntomas, se efectuarán análisis de sangre con hemocultivos para advertir hongos o bien bacterias; ecocardiograma; ecocardiograma transtorácico; electrocardiograma; radiografía de tórax; tomografía computerizada; y resonancia imantada del cerebro, el tórax y otras unas partes del cuerpo para revisar la extensión de la infección.

Tratamiento y medicación de la endocarditis

Antibióticos y en casos extremos, cirugía

Lo común es que baste el tratamiento con antibióticos para tratar la endocarditis si bien seguramente el tratamiento se realice por vía intravenosa en el centro de salud y más tarde en el hospital cuando se hayan estabilizado los síntomas y se reciba el alta hospitalaria. La autovigilancia es clave puesto que se debe comunicar cualquier cambio en la sintomatología como incremento de la fiebre o bien escalofríos, la aparición de cefaleas, de dolor articular y, en especial, la complejidad para respirar o bien la aparición de erupciones cutáneas o bien dolor en las articulaciones.

Si hay afectación de las válvulas el especialista va a poder proponer una cirugía de reparación o bien de remplazo de válvula cardiaca.

Prevención de la endocarditis

Cuidar la salud mental y eludir cualquier herida abierta

Si hay peligro de aparición de endocarditis o bien para prevenirla en todo caso las pautas de recomendación son:
– Conocer los síntomas y sospechar frente a la fatiga incomprensible especialmente si hay heridas o bien llagas que no curan de manera correcta.
– Cepillarse los dientes, encías y lengua habitualmente observando que no haya heridas ni sangrado y efectuando controles bucodentales regulares con el especialista estomatológo o bien dentista.
– Eludir procedimientos que puedan provocar infecciones en la piel, como tatuajes y piercings anatómicos.
– Si hay peligro sufrir endocarditis es fundamental comunicarlo a cualquier especialista médico en el caso de tener que continuar cualquier procedimiento a fin de que pueda valorar si se debe prescribir un antibiótico precautorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *