Las ‘Acanthamoeba’ son protozoos muy usuales. Están en el aire, flora, piscinas, agua de mar e inclusive en centros de salud. Pueden vivir de forma libre o bien como parásitos en un hospedador como el hombre. Acceden al organismo humano mediante los ojos ocasionando queratitis severa; mediante la piel o bien a través de las vías respiratorias generando infecciones y también, aun, formas de encefalitis.
Son muy frágiles las personas con sistema inmune deprimido, por servirnos de un ejemplo tener SIDA, enfermos crónicos como los pacientes de diabetes y deben tener singular cuidado quienes usen lentillas.

Causas de la acantoamebiasis

Cortes, lesiones o bien inhalación

Las ‘Acanthamoeba’ pueden acceder al organismo humano, primordialmente, mediante una lesión o bien herida en la piel y por inhalación. Tiene 2 formas: la activa o bien trofozoito que se nutre a través de fagocitosis o bien pinocitosis; o bien quiste, la manera latente que adquiere en situaciones desfavorables para su desarrollo.
Cuando accede al hospedador, en un caso así el hombre puede ocasionar múltiples trastornos como:
– La encefalitis amebiana granulomatosa (EAG).
– La acantoamebiasis cutánea.
– La queratitis por ‘Acanthamoeba’.
– Infección sistémica por ‘Acanthamoeba’.

Síntomas de la acantoamebiasis

Distintos dependiendo de la afectación

Los síntomas de la acantoamebiasis dependen de cuál es el foco de la infección:

– La encefalitis amebiana granulomatosa (EAG) que presenta: fiebre, cefalea, conmociones, náuseas y/o vómitos, inconvenientes de visión y cambios de comportamiento y perturbación del estado mental. Aun puede generar un coma.
– La acantoamebiasis cutánea acostumbra a tener como signos: nódulos eritematosos y úlceras en leño y extremidades que son dolorosas.
– La queratitis por ‘Acanthamoeba’ genera enrojecimiento ocular, fotofobia y también, aun, ulceración corneal.
– Infección sistémica por ‘Acanthamoeba’ afecta primordialmente a pacientes inmunodeprimidos, que han sufrido un trasplante o bien que prosiguen un tratamiento con medicamentos inmunosupresores. Esta forma de acantoamebiasis es grave y se presenta en forma de inflamación pulmonar (neumonitis) y bronquitis.

Diagnóstico de la acantoamebiasis

Examen físico, cultivos y biopsias

El examen físico, la descripción de síntomas y pruebas como los cultivos de tejido, biopsias de piel, córnea o bien cerebro, en dependencia del origen de la infección dejarán hacer una investigación histológico. Asimismo se puede hacer una prueba de reacción en cadena de la polimerasa o bien PCR para estudiar las secuencias de ADN del parásito.

Tratamiento y medicación de la acantoamebiasis

Antibióticos antiprotozoarios

La acantoamebiasis es bastante difícil de sanar singularmente por el hecho de que en forma de quistes es muy resistente a los medicamentos. La pauta de tratamiento se fundamenta en antibióticos antiprotozoarios como el ketoconazol, el fluconazol o bien el itraconazol.

Prevención de la acantoamebiasis

Medidas de higiene y revisiones oculares periódicas

Medidas adecuadas de higiene, eludir el alcohol y el alcoholismo y proseguir una pauta de revisiones periódicas si se usan lentillas son las primordiales medidas de prevención. Se deben lavar y secar las manos ya antes y tras emplear las lentillas, adecentar las lentillas siguiendo las instrucciones que marca el fabricante de los productos que se usan para esto y adecentar y desinficionar todos y cada uno de los estuches donde se guarden o bien limpien las lentes. Además de esto, hay que desechar la solución en el estuche de los lentillas toda vez que se desinficionen y lavar y secar después el estuche.

No hay que dormir con las lentillas, ni usarlas al nadar. Aparte, hay que eludir tocar el ojo si la acantoamebiasis aparece en la piel o bien si se sufre cualquier clase de infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *