El ojo seco, síndrome de ojo de seco, ojo seco crónico o bien queratoconjuntivitis seca es un trastorno de la lágrima que cubre el ojo resguardándolo y favoreciendo la visión. La lágrima es una substancia compleja compuesta de capa lipídica, capa aguada, capa de mucina que facilita la adherencia de la lágrima, y epitelio corneal. Los primordiales puntos de producción de las lágrimas son las glándulas lagrimales; las glándulas de Meibomio, que producen la capa lipídica de la lágrima o bien meibum; y las células caliciformes de la esclerótica (la capa conjuntiva exterior del ojo) que genera el componente mucoso o bien mucina.

Cuando se presenta el ojo seco quiere decir que no se está generando la cantidad suficiente para sostener lubrificado el ojo lo que causa gran incomodidad e inclusive afecta a la calidad de vida puesto que llega a sentirse ardor, picor, sensibilidad a la luz… Las lágrimas lavan la superficie del ojo para sostenerlo húmedo, limpio y protegido en frente de microorganismos, etc.. Para sostener la salud ocular, una buena visión y sin incomodidad, es esencial que los ojos tengan una capa lagrimal conveniente y uniforme.
Este trastorno es crónico y puede aparecer a cualquier edad si bien los casos aumentan desde los 50 años.

Causas del ojo seco

Trastornos en la generación de los diferentes compuestos de la lágrima

Cada elemento de la lágrima (componente oleoso –meibum-, componente aguado y componente mucoso –mucina-) tiene una función. Al tiempo que la lágrima sostiene la hidratación, los lípidos o bien componente oleoso tienen la meta de eludir que la película lagrimal se evapore demasiado veloz mejorando la lubricación. Por su parte la mucina ayuda a fijar y extender las lágrimas mediante la superficie del ojo.
Cualquier inconveniente con el origen de esos componentes: glándulas lagrimales, glándulas de Meibomio y células caliciformes afecta a la estabilidad lagrimal favoreciendo el ojo seco.

Géneros de ojo seco conforme la clasificación DEWS II de ojo seco:
– Evaporativo: deficiencia de meibum, cambios en la superficie del ojo, empleo de lentes de contacto…
– Lágrima deficiente: síndrome de Sjögren, síndrome no Sjögren (obstrucción del conducto de la lágrima, fármacos…).
Los factores asociados con el ojo seco son:
– Pasar un buen tiempo en frente de computador, pantallas…
– Empleo de lentillas.
– Envejecimiento.
– Cambios hormonales.
– Aire seco en interiores.
– Aire acondicionado.
– Exposición al viento en el exterior.
– Bajos niveles de humedad ambiental.
– Volar frecuentemente (el aire seco de las cabinas de los aeroplanos afecta a la humectación del ojo).
– Fumar.
– Degeneración macular. Trastorno que destroza poco a poco la visión aguda al medrar bajo la mancha, una pequeña zona de la retina, nuevos vasos sanguíneos anormales y muy débiles que dejan escapar sangre y líquido.
– Cataratas.
– Uveítis.
– Sufrir diabetes, trastornos de la tiroides, fibromialgia, lupus, artritis reumatoide y Síndrome de Sjogren.
– Tener inconvenientes en los párpados como cierre incompleto de los párpados para dormir.
– Consecuencia de una cirugía ocular.

Síntomas del ojo seco

Lagrimeo, enrojecimiento, visión turbia, picor y/o ardor en los ojos

Los síntomas más usuales del ojo seco acostumbran a ser:

– Sensación de arenilla o bien de cuerpo extraño.
– Lagrimeo.
– Visión turbia fluctuante.
– Picor, escozor o bien ardor de ojos.
– Malestar en los ojos al leer, conducir o bien fijar la mirada.
– Intolerancia a las lentillas.
– Enrojecimiento de los ojos.
– Sensibilidad a la luz.
– Fatiga ocular.
– Pesadez en los párpados.
– Dolor ocular.

Diagnóstico del ojo seco

Estudio de la lágrima

Un cauteloso examen de ocular y el estudio de la lágrima deja diagnosticar el ojo seco. Se pueden efectuar pruebas para medir el nivel de salinidad de la película lagrimal y asimismo para detectar:
– Niveles de MMP-nueve en la lágrima, marcador de inflamación.
– Rotura del epitelio corneal.
– Incremento de la reepitelización corneal.
– Niveles de lactoferrina y también IgE en lágrima.
Además de esto, es posible hacer una citología de impresión conjuntival y valorar la superficie del ojo para conocer el estado de la superficie ocular y de la película lagrimal.
El síndrome de ojo seco es un inconveniente crónico y al poder estar ocasionado por muchos factores, requiere un plan de manejo y seguimiento en un largo plazo y que abarque múltiples estrategias cuya contestación debe evaluarse.

Tratamiento y medicación del ojo seco

Eludir entornos secos y alentar la producción de lágrima

Se deben eludir todos aquellos factores o bien elementos que puedan agudizar los síntomas del ojo seco como la exposición a entornos secos, aires acondicionados… La pauta, además de esto, es alentar la producción de la lágrima a través de medicamentos que acrecientan la capa aguada y de mucina.
Las llamadas “lágrimas artificiales” empleadas de manera regular dejan estabilizar la mucosa, hidratar y lubricar. Existen gran pluralidad de lágrimas artificiales en el mercado con diferentes composiciones. El oculista es quien mejor señalará la lágrima artificial ideal en todos y cada instante. En casos de inflamación se puede prescribir tratamiento antinflamatorio con ciclosporina.
La dieta asimismo debe complementarse con ácidos omega seis y tres.

Prevención del ojo seco

Buena higiene ocular

La primordial medida de prevención frente al ojo seco es sostener una buena higiene ocular y eludir aire directo a los ojos (secadores, viento, ventiladores…). Es conveniente emplear humidificadores del aire y emplear lentes de sol envolventes, que cubran una buena superficie en torno a los ojos a fin de que ejerciten de escudo frente al viento o bien el aire directo. Asimismo se aconseja emplear protectores en los laterales de las lentes.
– En el momento de efectuar labores se deben reposar los ojos, cerrarlos a lo largo de unos minutos.
– Hay que pestañear múltiples veces seguidas para repartir la lágrima.

– Es conveniente poner la pantalla del computador bajo el nivel de los ojos para eludir abrir mucho los ojos.
– No fumar.
– Eludir lugares con humo.
– Utilizar lágrimas artificiales de manera regular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *