El blefaroespasmo es parte de las distonías, posturas y movimientos anormales. Es la contracción espasmódica involuntaria y repetitiva del párpado por la contracción del músculo circular que rodea el ojo (músculo orbicular). Es bastante molesto. El blefaroespasmo desaparece cuando el paciente duerme. Afecta en general a personas mayores de 50 años y se presenta con más frecuencia en mujeres. Si empieza en la niñez, es usual que se extienda a diferentes conjuntos musculares con el peligro de que se generen posturas anormales.
Cuando comienzan los espasmos, pueden aparecer de forma intermitente a lo largo de ciertos días y después desaparecer. Otras veces comienza de forma gradual y va incrementando. Entonces, desaparecen. La mayor parte de las personas experimenta esta clase de blefaroespasmo esporádicamente y lo halla muy molesto. En la mayor parte de los casos, ni tan siquiera nota cuando la contracción se ha detenido. En ocasiones se prolonga en el tiempo sin conseguir encontrar la causa. Asimismo puede ocasionar el cierre completo de los párpados causando inconvenientes visuales.

El blefaroespasmo asimismo recibe el nombre de espasmo del párpado, contracción del ojo, contracción del párpado, o bien mioquimia.

Causas del blefaroespasmo

Neurológicas, efectos secundarios de fármacos, falta de lubricación de la superficie ocular

Se apuntan como posibles causas del blefaroespasmo:
– Una perturbación neurológica o bien síndrome de Meige que causa contracciones irregulares en un lado de la parte inferior de la cara en general en quijada y lengua y en torno a los ojos.
– Efectos secundarios de determinados fármacos empleados para cefaleas por jaqueca.
– Falta de lubricación de la superficie ocular lo que provoca el aumento de actividad del párpado al procurar repartir la lágrima.

– Irritación de la córnea o bien de la conjuntiva.
– Fatiga y/o agobio.
– Consumo de cafeína.
– Alcoholismo.

Síntomas del blefaroespasmo

Cierre involuntario de los ojos o bien parpadeo incontrolable

Los signos del blefaroespasmo son:
– Parpadeo incontrolable.
– Cierre involuntario de los ojos.
– Incapacidad de abrir los ojos.
– Caída del párpado superior.
– Complejidad para conducir, leer, ver la T.V. o bien efectuar actividades de la vida diaria.
– Fotosensibilidad.
Si los signos duran más de una semana se debe asistir al especialista especialmente si las contracciones cierran el párpado totalmente o bien comprometen unas partes de la cara. Asimismo es causa de atención urgente si hay enrojecimiento, hinchazón o bien secreción de un ojo.

Diagnóstico del blefaroespasmo

Neurológico

El blefaroespasmo acostumbra a llevar a la consulta del oculista mas asimismo precisa de una revisión neurológica con las pruebas que los dos especialistas determinen. Se pedirán radiografías, resonancia imantada (RM) y tomografía computerizada (TC) para advertir posibles lesiones o bien perturbaciones neurológicas.

Tratamiento y medicación del blefaroespasmo

Toxina botulínica

La primera recomendación en el tratamiento del blefaroespasmo es tener un reposo conveniente y eludir los estimulantes como la cafeína. Aparte, seguramente se prescriban calmantes. No obstante, el tratamiento de referencia consiste en inyecciones de toxina botulínica tipo A en los músculos que abren el párpado (músculos palpebrales). Las inyecciones acostumbran a tener que repetirse. Asimismo pueden ser eficientes los cortes quirúrgicos en una parte de los músculos de la cara (músculos periorbitarios) si las inyecciones de toxina botulínica fracasan.
Asimismo puede asistir el empleo de lentes de sol para reducir la fotosensibilidad y ejercicios como tocarse la cara, cubrirse los ojos, cantar o bien bostezar.

Prevención del blefaroespasmo

Detección precoz

El blefaroespasmo no se puede prevenir mas la detección precoz es clave. Habitualmente se asocia a un inconveniente oftalmológico mas la causa neurológica es más probable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *