La Generalitat cree que puede ganar la guerra del impuesto a las bebidas
azucaradas a las compañías de distribución alimenticia y a los fabricantes a pesar de perder el día de ayer una batalla en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). El Tribunal anuló el reglamento del impuesto sobre bebidas azucaradas

por la omisión de trámites legales que son precisos como la “consulta, audiencia y también información previa”. El tribunal no entra a examinar ninguno de los otros puntos del recurso.
Las 7 asociaciones empresariales que forman la cadena
agroalimentaria consideraron en una nota de prensa que se ha cancelado el impuesto. Mas el vicepresident de Economia de la Generalitat, Pere Aragonès, opinó justo lo opuesto y aseguró que solo se ha cancelado el reglamento, con lo que el impuesto está actual y ha de ser abonado por las fabricadoras. El vicepresident explicó que entre las opciones que se estudian está aprobar un nuevo reglamento o presentar un recurso.

GENERALITAT

El impuesto persigue batallar contra la obesidad y la diabetes

Conforme consta en la ley en la que se aprobó el impuesto, el tributo “da cumplimiento a la recomendación de la OMS (…), que insta a aprobar y también impulsar medidas impositivas que graven las bebidas azucaradas con el propósito de reducir inconvenientes como la obesidad y ciertos género de día-betes”.
En cambio las patronales estiman que la normativa estaba causando “pérdida de competitividad y también inseguridad jurídica en las compañías que operaban en Catalunya”. La tasa implicaba encarecer el costo de una lata de 33 centilitros de una bebida azucarada entre dos con siete y cuatro céntimos. El costo actual de un refresco de cola azucarado en un súper es de unos 67 céntimos. La Generalitat colectó 22,7 millones de euros en el 2017 puesto que entró en vigor el 1 de mayo. El año pasado que estuvo actual los 12 meses la colecta fue de 47,9 millones, lo que representa menos del 0,18% de todos y cada uno de los ingresos tributarios de la Generalitat excluidos los cedidos evidentemente. El pago del impuesto se ha trasladado en su totalidad a los clientes del servicio.

Preguntado el día de ayer Pere Aragonès sobre si la Generalitat debería devolver lo ingresado, afirmó que estaba por ver. Si bien –matizó– caso de que se tuviese que devolver la colecta por la cancelación del reglamento, la Generalitat lo volvería a cobrar con un nuevo reglamento por el hecho de que el impues-to está de manera plena en vigor.

EmPRESAS

Las patronales piensan que produce pérdida de competitividad y también inseguridad jurídica

El encargado de Economía de la Generalitat tuvo el día de ayer palabras durísimas con las compañías de distribución y los fabricantes: “El oligopolio de la industria alimenticia que ha puesto en el punto de atención este impuesto desde el primero de los días no nos tumbará”. Entre los denunciantes están asociaciones como FIAB (de la que forman parte Coca Cola o bien Pepsico mediante Anfabra); Anged (de la que forman parte Carrefour o bien El Corte Inglés) o bien Asedas (de la que forman parte Mercadona o bien Día).

En un comunicado, las asociaciones empresariales afirmaron que “el campo apunta la ineficiencia de medidas como el impuesto de bebidas azucaradas envasadas siendo una medida recaudatoria que retrae el consumo y afecta a la economía y el empleo”. Pere Aragonès afirmó el día de ayer que se trata de un impuesto que existe en otros países europeos, y que es una medida fiscal precisa por el hecho de que “hay una parte fundamental de la población de Catalunya que sufre los efectos de la salud por exceso de azúcar”.
En el mes de abril pasado, un informe de la UPF y del IEB aseguraba que el consumo de bebidas azucaradas bajó un 22% en Catalunya coincidiendo con la entrada en vigor del impuesto. Fuentes de los fabricantes de bebidas Anfabra aseguraron que hay una tendencia a un traspaso de las bebidas azucaradas cara las ligth. Exactamente las mismas fuentes afirmaron que en la actualidad el 33% del consumo es ya de bebidas light o bien sin azúcar.
La sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya se ha hecho pública una vez que una investigación publicado en British Medical Journal vinculara un mayor peligro de cáncer con el consumo frecuente de bebidas azucaradas o bien jugo puro de frutas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *