Vivimos pegados a un móvil. Esto es de este modo desde hace más de una década, cuando los “smartphones” empezaron a ser un miembro más de nuestras vidas. Es obvio que la aparición de estos aparatos ha supuesto una revolución en nuestro día tras día. Son incontables los beneficios que ofrecen, mas no todo cuanto les circunda es bueno. En verdad, el progresivo avance en tecnología en la telefonía móvil ha propiciado la aparición de nuevos métodos de estafa y engaño, que pueden asaltar tu cuenta de ahorros o bien acceder a tus datos personales con solo una llamada.Tanto es de este modo, que el año pasado prácticamente la mitad de las llamadas efectuadas fueron hechas por estafadores, y se prevé que para el 2020 este porcentaje aumente. Por este motivo es esencial saber cuáles son los primordiales modos en el que podemos ser engañados por teléfono y como evitarlo.

1- La más común: llamadas del banco

Uno de los engaños más frecuentes se generan cuando recibimos la llamada de una persona que se hace pasar por personal de nuestro banco. Verdaderamente, son estafadores preparados, en tanto que muchas veces son capaces de decirte el número de tarjeta y la data de vencimiento, para hacerte opinar que verdaderamente son personal bancario. En la llamada, acostumbran a aducir que hay inconvenientes con tu tarjeta y que para arreglarlos es preciso que les proporciones tus datos, incluyendo el PIN. Si consiguen ese número, los estafadores van a poder acceder a tu cuenta corriente. Para evitarlo, las autoridades, de la misma manera que las entidades, ya han informado en múltiples ocasiones que jamás se debe compartir dicha información con absolutamente nadie. Los bancos jamás pedirán el PIN y, mucho menos, por teléfono.

2- Ojo con cargar el móvil en un lugar público

Al igual que no utilizarías un cepillo dental de otra persona, tampoco es conveniente cargar el teléfono en un lugar público, tal y como una cafetería, un centro comercial o bien, aun, el autobús. La razón es que los estafadores con frecuencia alteran los puertos USB de carga y los emplean para introducir virus o bien malware en nuestro dispositivo que puede darles información reservado guardado en el teléfono. La solución es evidente: intentar eludir a toda costa emplear estos puestos de recargas. Hay alternativas para cargar el móvil inteligente como emplear baterías externas o bien llevar tu cable USB que se pueda enchufar a una toma de corriente estándar.

3- Atentos a los latrocinios de número de teléfono

Los que lo hacen llaman a nuestro distribuidor de telefonía móvil y se hacen pasar por nosotros aportando información clave. Entonces trasfieren el número de la víctima al estafador. De este modo, cuando decidas llamar te brincará una advertencia de que tu SIM se ha desactivado. El inconveniente radica, no solo en que tu número ha sido eliminado, más bien transferido, sino en general los números telefónicos acostumbran a ser empleados como clave de seguridad en el acceso a diferentes aplicaciones.De nuevo, la solución es emplear tiempo en contestar a las preguntas y contestaciones de seguridad. Información a la que sea bastante difícil que acceda el estafador.

4- Mensajes de amigos o bien familiares, que no lo son

Se trata de una manera fácil de engaño y poco a poco más común. Nos mandan un mensaje de texto y forzándonos a contestar con otro mensaje o bien otra llamada, nos cobran una tarifa bastante elevada y que aumenta por cada segundo de charla. Otra forma es que traten de engañarnos enviándonos un mensaje de texto, aparentemente mandado por nuestro banco. En el mensaje, nos indicaran que accedamos a una web o bien llamemos a un número. Una vez accedamos se van a hacer con nuestra información personal y de nuestra cuenta.Para eludir esto, hay que llevar cuidado con los mensajes a los que respondemos y asegurarnos de quien nos manda.

5- La llamada de soporte al cliente

De forma similar al caso precedente, recibiremos una llamada de un soporte de ayuda al usuario de compañías tecnológicas, que nos informaran sobre el estado de nuestros aparatos informáticos. Evidentemente, según ellos tenemos un virus que hay que solventar inmediatamente. Para esto, nos van a pedir que descarguemos un software para compartir nuestro PC con ellos, todo planeado, claro. Mientras que creemos ver todo en riguroso directo desde la pantalla de nuestro dispositivo, los estafadores descargan “a escondidas” información personal en segundo plano.

Fuente: larazon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *