La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Pelado, ha remarcado que en la nueva Mesa del Congreso no es necesario que estén representados todos y cada uno de los partidos, sino más bien los que tienen más escaños, enfriando de esta manera las opciones de Esquerra y del PNV. En declaraciones en el Congreso, Carmen Pelado ha querido dejar en claro que el propósito del Partido Socialista es formar «una Mesa representativa de los grandes partidos, que son los que ahora tienen más escaños y que representan de forma plural al conjunto de la ciudadanía». Ese diseño confirma la previsión de una Mesa encabezada por el Partido Socialista, como partido más votado, y con los otros 8 puestos repartidos entre los 4 grandes partidos: Partido Socialista, Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos, con 2 plazas cada uno de ellos. ► La izquierda toma la Mesa del Congreso con la duda de ERC y PNV Tal como publicó LA RAZÓN la semana pasada, los primeros contactos para negociar la composición de la Mesa del Congreso arrancaron el pasado miércoles. Adriana Lastra, del Partido Socialista, y también Irene Montero, de Podemos, lideran estas conversaciones. Su objetivo es convenir cada uno de ellos de los puestos de la Mesa de manera que los dos partidos tengan la mayor parte absoluta en este órgano: 5 de sus 9 puestos, en frente de los 4 que tendrían Partido Popular y Ciudadanos. Y es que todo señala que ni los nacionalistas ni Vox van a estar la Mesa, puesto que a fin de que ERC y PNV tuviesen plazas o bien Partido Socialista y Podemos renuncian a alguno de sus puestos o bien deberían ser a costa de Ciudadanos, una alternativa poco probable dada la voluntad de los socialistas de que la Mesa represente la «pluralidad» de la cámara, teniendo presente que el de Rivera es el tercer conjunto. En cuanto a la capacitación de la ciudad de Santiago Abascal, la opción de que Vox ocupe un puesto se antoja imposible puesto que precisaría de apoyos del Partido Popular y de Cs. Para calma de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias, reúnen los miembros del Congreso de los Diputados suficientes para no pasar apuros en ninguna de las 3 votaciones que van a tener sitio el próximo día 21. En la primera, cada miembro del Congreso de los Diputados introducirá en una urna el nombre de su aspirante a presidente. A continuación, se escogerán en la segunda votación las 4 vicepresidencias y, por último, en la tercera ronda, las 4 segregarías. Conforme explicó el día de ayer Lastra, la Mesa de la Cámara Baja «deberá contestar a la mayor parte que salió de las elecciones generales del pasado 28 de abril». Montero avanzó que en estas conversaciones se van a negociar «todos los puestos». Pelado, que fue vicepresidenta del Congreso con el socialista Manuel Marín, ha querido dejar en claro que en la Mesa «no deben estar todos y cada uno de los partidos» y que es en la Junta de Portavoces «donde están todos y cada uno de los partidos de forma constitucional y legal». «La Mesa de Congreso no es una Junta de Portavoces bis, es un órgano diferente y ahí deben estar los partidos que lleguen a un acuerdo entre ellos», ha indicado. Tras presentar sus credenciales en el Congreso, Carmen Pelado ha dicho ignorar a quién planteará el Partido Socialista para encabezar la Cámara y ha remitido la resolución al presidente Pedro Sánchez. «No lo debo decidir , por fortuna -ha comentado-. Como resulta lógico, está en el trabajo de resolución del secretario general». Por su lado, el portavoz del Conjunto Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, y la vicesecretaria general del Partido Socialista, Adriana Lastra, han mantenido contactos con el propósito de charlar de temas relacionados con el arranque de la legislatura, incluyendo la composición de la Mesa del Congreso, mas sin que se haya llegado a concreciones. Conforme han informado a Europa Press fuentes de la capacitación jeltzale, Esteban y Lastra han conversado sobre cuestiones materiales, como la localización de escaños, los despachos o bien el personal, si bien asimismo de la Mesa de la Cámara Baja. Sin embargo, no se ha llegado a cerrar nada, y los contactos seguirán durante la semana. En cualquier caso, el PNV ha asegurado que no tiene «un interés singular» en ser parte del órgano rector del Congreso. En esta línea se expresó la semana pasada el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, quien aseveró que no aspiran a un puesto en la Mesa por el hecho de que, «de entrada», no les «tocaría», si bien precisó que «otra cosa es que, por carambolas», pudiesen estar en ella debido a que el resto no se ponga conforme, como ocurrió en el Senado en la precedente legislatura. «Nosotros tampoco lo rechazamos si viene bien al mundo entero, mas para nosotros no es básico», apuntó. Adriana Lastra ha asegurado este lunes por la mañana que los socialistas negocian la composición de la Mesa del Congreso con Unidas Podemos, Partido Popular y Cs «y asimismo con el PNV», a quien ha incluido en las conversaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *