Desde inicios del año Sony ha visto como tras múltiples años lanzando a solas cámaras sin espéculo de fotograma completo, han llegado a ese mercado 2 contendientes a los que se aguardaba desde hace tiempo: Canon y Nikon. Los 2 primordiales productores de cámaras réflex del planeta se adentraban al fin en el terreno de la fotografía profesional en cámaras sin espéculo.
Desde ese momento las dudas entre muchos fotógrafos que desean adquirir una cámara sin espéculo semiprofesional o bien profesional se han multiplicado. Sobre todo entre aquéllos que tienen cámaras réflex de Canon y Nikon y objetivos de determinado valor. El salto lógico entre estos parecería ser pasarse a las cámaras sin espéculo de sus respectivos fabricantes y aprovechar sus objetivos. Algo que es fácil merced a los estupendos adaptadores que pertrechan de serie las nuevas cámaras de Canon y Nikon.

data-YouTube-vid>

Mas la cosa no es tan fácil. Puesto que Sony lleva años de ventaja en este mercado y sus cámaras han recibido tan buenas críticas, y a veces tienen una relación entre calidad y coste excepcional. Con lo que la opción de vender los objetivos de un sistema de Canon o bien Nikon puede ser tentadora. Si bien asimismo existe la opción de utilizar adaptadores para emplearlos en cámaras de Sony, cuando menos los de Canon que son más de forma fácil amoldables a la montura Y también de Sony.

Mas Canon y Nikon asimismo juegan bazas esenciales en sus nuevos sistemas sin espéculo. A propósito, no nos olvidamos del sistema L-Mount de Leica que ha adoptado aparte de la compañía alemana las niponas Panasonic y Sigma. Si bien este, cuando menos si nos fijamos en el mercado de venta de cámaras, es considerablemente más minoritario.

Canon y Nikon asimismo juegan bazas esenciales en sus nuevos sistemas sin espéculo

El enorme acierto de Canon y Nikon en el momento de lanzar sus nuevas cámaras ha sido mudar sus monturas tradicionales para cámaras réflex. En verdad, una de las cosas que sorprenden en los dos casos de estas cámaras es el gran diámetro de la montura del objetivo. Ese detalle así como la mayor proximidad del objetivo sensor de imagen, lo que se llama la distancia de registro, deja edificar objetivos de menor tamaño y que se comportan mejor con las aberraciones ópticas.

Además de esto, se han incorporado nuevos contactos electrónicos para progresar cosas como el autoenfoque. El mayor diámetro de las monturas RF de Canon, Z de Nikon, y L de Leica en frente de la Y también de Sony semeja que podrían conseguir mejores resultados ópticos, puesto que esta fue lanzada primero para cámaras con sensores APS-C, al tiempo que las otras han sido concebidas para sensores de fotograma completo. Como explicaba Stephan Schulz, jefe de productos profesionales de Leica, en esta entrevista.

De las mejores cámaras de Sony, la A7r III
(Ramón Peco)

En el vídeo que acompaña a estas líneas se puede ver el avance que se ha producido en los objetivos merced a la montura RF de Canon en frente de la utilizada en sus cámaras réflex y en otros productos de la competencia. Asimismo debemos tomar en consideración que el nuevo diseño deja, cuando menos en el caso de Nikon, objetivos de una enorme iluminación.
Mas las nuevas monturas Canon RF y Nikon Z, siendo esenciales, no pueden ser los únicos razonamientos para decantarnos por estos sistemas o bien el de Sony. Esta última empresa ha conseguido tener en el mercado un número de objetivos superior a los que existen para estas monturas de Canon y Nikon.

La opción mejor sería aguardar a que tanto Canon como Nikon, y los fabricantes que emplean las monturas L, muevan ficha y lancen una segunda generación.

Si bien es verdad que el beneficio no es tal si agregamos los de cámaras réflex que podemos utilizar con adaptadores. Si bien en el caso de Nikon todos y cada uno de los objetivos sin motor de enfoque incorporado, que no son pocos, solo dejan el enfoque manual. Algo que no sucede con los objetivos de Canon.
Decantarnos por un sistema o bien por otro teniendo presente los modelos de cámaras que hay hoy en día en venta en el mercado es precipitado. La opción mejor sería aguardar a que tanto Canon como Nikon, y los fabricantes que emplean las monturas L, muevan ficha y lancen una segunda generación.
Sony está procurando cerrar el paso a estas nuevas cámaras con máquinas como la Sony A7R IV, proveída de un sensor de más de 60 megapíxeles. Si podemos aguardar para poder ver que nos desvelan en los próximos meses los diferentes fabricantes nuestra resolución va a ser más atinada. Si bien si contamos con un buen número de objetivos de Canon o bien Nikon la resolución es más fácil.

Sony está procurando cerrar el paso a estas nuevas cámaras con un sensor de 60 megapíxeles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *