La feria E3, el encuentro de juegos más esencial del planeta, ha sus puertas en la ciudad de Los Ángeles (EE.UU.) con la mirada puesta no solo en el presente de esta industria del entretenimiento sino más bien, sobre todo, en las ambiciosas posibilidades y vías de futuro que se abren para el ocio digital. Las nuevas consolas, el «streaming», la tecnología en la nube, el desarrollo de los juegos para móviles o bien los deportes electrónicos son temas, ciertos ya muy asentados en el campo y otros aún dando sus primeros pasos, que abundan en las conversaciones estos días en el Centro de Convenciones de la urbe californiana. Con más de 200 expositores y el reto de superar los 69.200 asistentes del E3 del año pasado, Entertainment Software Association (ESA), la organizadora del acontecimiento, aprovechó el día inaugural para exhibir la fortaleza de la industria del juego. «La E3 es una increíble celebración del rol central que los juegos desempeñan en la cultura estadounidense y en todo el mundo», afirmó en un comunicado el consejero encargado de ESA, Stanley Pierre-Louis. «Esta industria global, que genera 134.900 millones de dólares estadounidenses por año (datos de 2018), está alimentada por dos.600 millones de jugadores que día a día ansían la increíble inventiva, innovación y también ingenio de los desarrolladores, quienes de manera continua se esmeran para llevar al mercado experiencias entretenidas y también inspiradoras para todos», agregó. Desde las primeras horas de la E3 se pudieron ver enormes filas en los puestos de «Cyberpunk 2077» o bien «Borderlands 3», donde los fanes podían probar estos aguardados juegos antes que se pongan en venta. Asimismo en torno a una saga tan longeva como «Pokémon» se formaron interminables colas capaces de retar la paciencia y la pasión de los «gamers» más entusiastas. El cosmos de los juegos se quitó hace muchos años la etiqueta de «friki» o bien «solo para cerebritos» y ahora es un exorbitante negocio en torno al que viran abundantes medios, desde equipos muy grandes de webs y gacetas especializadas a los «youtubers» que se graban en primera persona recorriendo los corredores de la E3. Aparte de accesorios imprescindibles como mandos muy precisos o bien cascos para tener el mejor sonido, la E3 reúne a un enorme conjunto de productos satélite de los juegos como, por poner un ejemplo, bebidas energéticas y vitaminas, sillones reclinables o bien peluches inspirados en personajes. La E3 de 2019 aterrizó el día de hoy tras las presentaciones anteriores en las que compañías como Microsoft, Nintendo, Ubisoft, Bethesda o bien Square Enix dieron ciertas pinceladas de su visión para el mañana de los juegos. El anuncio de Project Scarlett, la nueva consola de Microsoft y que va a ser «cuatro veces» más potente que Xbox One X, subió el listón para la inminente batalla por el dominio de la próxima generación de consolas de alta gama, una disputa en la que se encarará a la heredera de PS cuatro que prepara Sony. En este sentido, la ausencia de Sony en la E3 convulsionó de tal forma a la feria este año que prácticamente es como un miembro espectro tras una amputación: no está físicamente en el acontecimiento mas se siente su presencia en muchos corrillos y foros de discusión. El «streaming» es, además, un tema muy recurrente en la E3, donde los gigantes del juego llevan ya un tiempo estrujándose los sesos para dar con un modelo Netflix amoldado a su sector: esto es, un servicio de emisión on line que sea tecnológicamente fiable y de calidad, que tenga una cuota de subscripción accesible y que contenga un catálogo de títulos seductor para el enorme público. Microsoft con el servicio Project xCloud basado en la nube que se las va a ver con Stadia de Google, Bethesda con las tecnologías Orion para optimar los juegos para el «streaming», y Ubisoft con la plataforma de subscripción para ordenador Uplay+ son las últimas que han dado noticias relevantes y recientes a este respecto. En abundantes stands de la E3 hay lentes y accesorios de realidad virtual, una tecnología que prosigue tratando de abrirse camino sin, de momento, haber despegado completamente. Considerablemente más afianzado está el campo de los deportes electrónicos, que atrae a millones de fanes en el mundo entero y que cuenta con múltiples escenarios en la E3. El acontecimiento va a mostrar además de esto las sinergias que la industria está produciendo en todo género de frentes, puesto que Netflix va a tener mañana una conferencia singular relacionada con los juegos y una personalidad tan singular y también indefinible como el empresario Elon Musk asimismo participará en un discute de la E3. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *