Primeras grandes bajas de la cita más esencial del campo de la telefonía móvil. La firma surcoreana LG ha decidido anular su participación en el Mobile World Congress (MWC) que se festeja en Barna a fines de este mes (del 24 al 27 de febrero) frente al miedo del brote de
coronavirus
registrado en la zona china de la ciudad de Wuhan y que ha ocasionado la muerte de doscientas personas. ZTE asistirá a pesar de los cotilleos si bien anula su presentación pública.

Es una feria en donde el planeta de la tecnología de se reúne para dar a conocer sus primordiales novedades. Esta edición, además de esto, es en especial relevante pues la carrera por las redes móviles de quinta generación, el 5G, se marcha apresurar. El acontecimiento, que reúne anualmente a más de 100 mil personas, se halla en estos instantes en riesgo, si bien la GSMA, organizadora del MWC, ha insistido en los últimos días que se marcha a festejar con normalidad.

LG Electrónics ha sido la primera gran compañía en soltar lastre. El gigante surcoreano ha decidido anular su exposición en la feria a fin de suprimir «por completo» el peligro de exponer a sus empleados al coronavirus en viajes internacionales, conforme notifican fuentes de la compañía en un comunicado en el que confirmaba la información adelantada por «OK Diario» en el que asegura estar «siguiendo y controlando de cerca la situación actual» relacionada con el brote de coronavirus que fue declarado últimamente como urgencia mundial por la OMS (OMS), en tanto que «el virus prosigue propagándose fuera de China».

El fabricante de productos tecnológicos, uno de los líderes de ventas en el negocio de los televisores, toma esta resolución «anteponiendo la seguridad y la salud de sus empleados, asociados y clientes». En verdad, asevera que los viajes internacionales de los empleados de LG se han «ido limitando considerablemente más conforme el virus prosigue propagándose». «En sitio de participar en el MWC 2020, LG festejará próximamente otros actos para anunciar sus nuevos móviles del 2020», agregan exactamente las mismas fuentes.

ZTE confirma que sí asistirá
Por su lado, ZTE se ha apurado a desmentir su ausencia del MWC una vez que el
medio especializado «The Verge» diera por hecho que el fabricante chino asimismo iba a anular su rueda de prensa en Barna por las posibles consecuencias del coronavirus mas se establecerá una serie de controles como una vigilancia a lo largo de las 2 próximas semanas y la desinfección de sus equipamientos.

«Participaremos conforme lo previsto», apuntan fuentes de la compañía en un comunicado, el que aseguran que «siempre pondrán la salud de sus empleados y usuarios como prioridad». Lo que sí se anula, en cambio, es la conferencia de prensa en donde se muestran sus nuevos lanzamientos frente a los cronistas y analistas. Fuentes de Huawei, el segundo mayor vendedor de teléfonos, han confirmado a ABC que su asistencia al MWC se sostiene «con total normalidad».

GSMA, organizadora del MWC, ha anunciado en un comunicado que el acontecimiento proseguirá con normalidad, si bien incorporarán ciertas medidas como un mayor esmero en desinfección de los puntos de contacto, mayor asistencia médica, distribución pública de materiales para la desinfección de los visitantes, como una política de «no apretón de manos». El organismo prevé la asistencia de más de 109 mil personas a lo largo de los días de feria proveniente de prácticamente doscientos países y territorios. Se calcula, en verdad, que el cinco% de los asistentes son residentes en el país asiático. Asimismo asistirán más de 3 mil medios acreditados, muchos de ellos desde China, zona en donde el coronavirus ha tenido mayor incidencia.

Factura a las factorías en China
Aparte de las presentaciones en Barna, el virus chino ha conminado a la industria tecnológica de otra manera, reduciendo la producción de dispositivos electrónicos en China, una zona en donde se hallan esenciales fabricantes y productores de «smartphones» de marcas como Apple o bien Samsung.

En verdad, el miedo al coronavirus aun puede pasar factura a grandes marcas como Apple, que prepara para marzo la comercialización de un nuevo teléfono que en estos instantes se fabrica en la zona. Las primeras hipótesis apuntan cara exactamente la misma dirección. La producción de teléfonos inteligentes y paneles de cristal líquido (LCD) chinos se van a ver perjudicados por el coronavirus de la ciudad de Wuhan, incrementando el costo y provocando una escasez de suministros en el mundo entero. El virus ha forzado al gigante estadounidense a cerrar sus tiendas en China.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *