Estrenar coche nuevo siempre y en toda circunstancia hace ilusión. Al comienzo, todos somos prudentes y creemos que vamos a hacer lo imposible a fin de que el vehículo prosiga marchando con perfección a lo largo del máximo tiempo posible. Mas, en ocasiones, las ganas de probarlo pueden jugarte una mala pasada.
A fin de que el vehículo prosiga marchando a lo largo de muchos años, no solo es esencial que lo empleemos apropiadamente a lo largo de su vida (dejando a un lado las conductas violentas y aplicando una conducción frágil), sino asimismo es clave que tomemos una serie de precauciones a lo largo de los primeros días de uso.

A fin de que el vehículo prosiga marchando a lo largo de muchos años, es clave que tomemos una serie de cautelas a lo largo de los primeros días de empleo
(Getty Images / Getty)

Primero, es fundamental respetar el periodo de rodaje, que es el nombre que se da a este tiempo en el que recorremos los primeros quilómetros con el vehículo (entre 1.000 y tres.000, en dependencia del vehículo). Para esto, es esencial ser prudentes y conducir de forma suave de tal modo que toda la maquinaria acabe de ajustarse.
De exactamente la misma forma, es aconsejable no apresurar al máximo en tanto que el vehículo puede no estar preparado. Si vas rapidísimo, los tubos no van a poder supervisar la velocidad con que se desplazan los pistones y esto puede crear fallos en el vehículo que van a ser para toda la vida.

Otro fallo es el de sobrerevolucionar el vehículo. Si te has hecho con un coche manual, usa las marchas largas siempre y cuando puedas. Si no acostumbras a hacerlo, procura observar las revoluciones que llevas con tu vehículo nuevo en tanto que puedes prolongar sensiblemente la vida del motor. Siempre y en todo momento hay un límite recomendado de revoluciones para cada marca y modelo, puedes revisarlo en el manual del usuario del vehículo.

Intenta llevar solo lo necesario en tus primeros viajes así te ahorrarás que el motor haga un sobre esfuerzo y necesite más potencia

Procura llevar solo lo preciso en tus primeros viajes de esta manera te ahorrarás que el motor haga un sobre sacrificio y necesite más potencia
(Skoda)

Es recomendable no hacer viajes largos al comienzo, sobre todo por motivos técnicos. Sosteniendo una velocidad incesante el vehículo no logra una buena aclimatación, con lo que es mejor circular por urbes donde sea preciso hacer cambios de velocidad, de marchas, etc…
Asimismo es habitual estimar coger el vehículo para hacer cualquier cosa, aun para ir a la vuelta de el rincón. Las distancias cortas son malas para el vehículo en tanto que el motor no se calienta totalmente, algo que puede causar daños permanentes al motor.
Para finalizar, intenta llevar solo lo necesario en tus primeros viajes (asimismo evita utilizar remolque al comienzo) de esta manera te ahorrarás que el motor haga un sobre sacrificio y necesite más potencia, en tanto que no hay que abusar de ella a lo largo de lo primeros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *