Ha hecho alcanzable el arte del ballet por medio de una disciplina fitness que corrige la postura, fortalece la musculatura del abdomen y eleva el nivel de conciencia del cuerpo. Alén del pilates y el yoga, el procedimiento ha enganchado transformando en «cisnes» a sus practicantes.-Llevar el ballet a las salas de “fitness” ha debido ser un reto. ¿Por qué razón trasladar una disciplina considerada un arte, exclusiva para unos pocos, a una práctica más masiva?-Nació de la unión de mis 2 pasiones y el día de hoy ya se ha afianzado en numerosos países. Se trataba de sacar de las clases de estudio las bondades de esta disciplina, por el hecho de que hay que atribuirle beneficios físicos: elasticidad, postura, concentración… que hay que resaltar.-¿Quién puede acercarse a practicar “BalletFit”?-No hay un solo género de persona capaz para esta disciplina, sino cada uno de ellos puede hacerlo, desde sus posibilidades. Pues tras la práctica hay un fantástico trabajo del que se pueden favorecer muchos individuos, tanto agnósticos de el ejercicio físico, como atletas de otras disciplinas (runners, pugilistas y practicantes de crossfit), por el hecho de que experimentan una mejora en la calidad física y mental. -¿Dónde se inspiró para desarrollar el procedimiento?-Además de esto, por medio de los “kinder dance” estudiamos de qué forma podíamos conseguir que el ballet no fuese algo exclusivo, sino más bien inclusivo. Evidentemente el ballet no es un deporte, es un arte, y practicarlo en los gimnasios era imposible; con lo que asimismo me asistió mucho la demanda que hay de gente normal que deseaba adiestrar el cuerpo de una forma muy, muy diferente a como lo venía haciendo hasta el momento, con métodos que no les persuadía. Y, además de esto, las redes sociales han tenido su factor de repercusión, puesto que se solicitaba una técnica que desarrollase un control de todo el cuerpo. ¿Qué eso ya lo ofrece el pilates? Sí, mas no nos olvidemos de que Joseph Pilates se inspiró en la danza tradicional para realizar su procedimiento, y tomó de esta las ventajas para eludir dolores, corregir posturas… -¿Qué es la primera cosa que se aprecia tras unas clases?-Las ventajas posturales son los primeros en llegar, mayores aun que en pilates y yoga. Exactamente las mismas escuelas de ballet, por la demanda social existente, abren sus puertas para dar clases a adultos. -¿Por qué razón hay que buscar un sitio conveniente para iniciarse?-Ya antes, los estudios que daban el paso, al final sostenían exactamente las mismas condiciones. No obstante, había que recoger lo más saludable del ballet, por el hecho de que no hay solamente lesivo que una quinta situación (si uno no tiene el término de de qué manera poner caderas y etc. resulta más contraproducente). De ahí que, se debe elegir lo que sí aporta beneficios y se pueda trasladar al mundo entero. -¿Exactamente en qué consiste una clase?-Son bloques de ejercicios de ballet. Trabajamos la musculatura interna para prolongar la figura y lograr un cuerpo armonioso y elegante; conciencia anatómico, no se efectúa nada sin poner bien el cuerpo (mala colocación significa atrofiar musculatura); coordinación, equilibrio y elasticidad; los minutos finales son una vuelta a la calma, con notas de “mindfulness”. Es un programa “cardio” con parte coreográfica, mas al tiempo te hacen medrar como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *