Alén de la movilidad terrestre eléctrica, compartida y autónoma, ciertos fabricantes asimismo están desarrollando propuestas para dar el enorme salto a los desplazamientos aéreos. Audi, por servirnos de un ejemplo, ha cooperado al lado de Italdesign y Airbus en la creación del Pop.Up Next, un prototipo de vehículo modular, a medio camino entre un vehículo y un dron. Siguiendo su estela, ahora es Porsche la que termina de anunciar la firma de un acuerdo con Boeing para explorar el mercado de movilidad aérea urbana premium y la aptitud de ampliar el tráfico de las urbes al espacio aéreo.
“Porsche desea ampliar su alcance como fabricante de automóviles deportivos y transformarse en una marca líder en movilidad premium. En un largo plazo, esto podría representar el paso cara una tercera dimensión del viaje”, asegura Detlev von Platen, responsable de Ventas y Marketing de la marca de Stuttgart, quien apunta que la movilidad urbana por aire podría transformarse “un segmento clave del mercado en el futuro”. Y para examinarlo a fondo y al detalle las dos compañías van a crear un equipo internacional concreto.

Por el momento, una investigación de Porsche Consulting, efectuado en 2018, prevé que este género de desplazamientos crecerán desde 2025 con la introducción de nuevos automóviles que transportarán a pasajeros de forma más veloz y eficaz que los presentes medios terrestres, a un costo más bajo y con mayor flexibilidad.

Prototipo de vehículo aéreo de Porsche y Boeing
(Porsche)

Conjuntamente con Aurora Flight Sciences (empresa subsidiaria de Boeing) completarán el desarrollo de un término de vehículo 100% eléctrico de despegue y aterrizaje vertical. La meta es fabricar un ejemplar de este prototipo para probarlo.
La cooperación con Porsche “nos brinda la ocasión de investigar sobre un vehículo para la movilidad aérea urbana premium con una marca automovilística líder”, ha afirmado explica Steve Nordlund, Vicepresidente y Directivo General de Boeing NeXt, una organización que sienta las bases para un ecosistema de movilidad de próxima generación en el que los automóviles autónomos y tradicionales puedan cohabitar seguramente.
Este anuncio ha llegado apenas unas semanas una vez que el Volocopter, el taxi volador desarrollado por la compañía alemana homónima, hiciese su primera demostración de vuelo en Stuttgart (Alemania). El recorrido duro unos pocos minutos y se efectuó sin pasajeros. El proyecto para desarrollar el Volocopter se comenzó en 2011 y desde 2017 el consorcio automovilístico Daimler (al que pertenece Mercedes-Benz) se sumó como inversor. Últimamente, el fabricante de vehículos chino Geely asimismo se sumó al proyecto con el propósito de conseguir que los taxis voladores salgan al mercado en China.

A mediador de septiembre se llevó a cabo una breve prueba de vuelo del Volocopter

A intercesor de septiembre se hizo una breve prueba de vuelo del Volocopter
(Andreas Gebert / Getty)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *