Marearse en el vehículo es un fenómeno frecuente. Una sensación desapacible que hemos vivido muchos al recorrer largos recorridos con el vehículo o bien al circular por tramos irregulares o bien con curvas. A nivel científico se conoce como cinetosis, y se trata de un trastorno ocasionado por un desequilibrio entre señales que llegan al cerebro y las que reciben los oídos, los 2 órganos que se hacen cargo de sostener la estabilidad de nuestro cuerpo.
Cualquier persona es susceptible de padecer mareos cuando va en vehículo, en aeroplano o bien navío, no obstante, acostumbra a ser más habitual en pequeños, adolescentes y mujeres embarazadas. Si bien estemos sentados, el cerebro percibe el movimiento al percibir las señales provenientes del oído interno, los ojos, los músculos y las articulaciones, y el inconveniente aparece cuando alguno de estos receptores interpreta que estás quieto y tu sistema inquieto recibe informaciones contradictorias.

Estos son ciertos consejos que el weblog de Toyota recoge para procurar eludir estas situaciones y, en el caso de padecerlas, saber soportarlas lo mejor posible.

Es conveniente que los pequeños se sienten en el asiento trasero a fin de que su mirada descanse sobre el paisaje
(RuslanDashinsky / Getty Images/iStockphoto)

Si te toca conducir y sabes que uno de los pasajeros tiende a marearse, para no hacerle padecer más de la cuenta, procura efectuar una conducción fluida y constante. Imagina que llevas un vaso de agua sobre el salpicadero y que lo último que deseas es que se derrame, para lograrlo procura eludir los acelerones y los frenazos y al coger una curva adecúa tu velocidad para poder superarla sin brusquedades.

Para eludir un mal rato en el vehículo, es fundamental que tu posición al vehículo sea la adecuada. Mantén una postura erguida y también procura mirar al frente, en la distancia. Imitar con el cuerpo los movimientos que hace el vehículo al virar asimismo compasará tu ritmo con el del vehículo.

Mirar fijamente algún punto interior del vehículo es un fallo puesto que desestabilizará tus sentidos: mientras que unos receptores interpretan que están en movimiento, la vista va a estar inmóvil y puede crear desconcierto. Conque si acostumbras a marearte olvida traer libros o bien mirar el móvil a lo largo del recorrido.

Los excesos de calor y el aire sucio pueden acrecentar (e inclusive, provocar) los mareos. En el caso de que comiences a sentirte mal, baja las ventanas a fin de que entre aire limpio. Recuerda que la temperatura del vehículo ha de estar entre los 21 y 23 grados.

La razón por la cual el conductor no se marea es porque es él quien decide y ejecuta los movimientos del coche por lo que todos sus sentidos van acorde

La razón por la que el conductor no se marea es por el hecho de que es quien decide y ejecuta los movimientos del vehículo con lo que sus sentidos van acorde
(RuslanDashinsky / Getty)

Si te mareas, solicita al copiloto que te cambie el asiento y sobre todo mira cara adelante. En el caso de los pequeños, es conveniente que se sienten en el asiento trasero a fin de que su mirada descanse sobre el paisaje. Además, hacer breves descansos cada 2 horas y tomar agua te va a hacer sentir mejor y despejar tus mareos.
La razón por la que el conductor no se marea es por el hecho de que es quien decide y ejecuta los movimientos del vehículo con lo que sus sentidos van acorde y a su sistema inquieto no le llegan señales contradictorias. Si eres el que conduces y sufres algún mareo lo mejor va a ser que visites al médico por el hecho de que puede deberse a algún problema médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *