En Netflix son especialistas en comunicación en las redes sociales. Siempre y en toda circunstancia hallan la manera de entretener al público con sus anuncios. ¿Alguien recuerda de Leticia Sabater para promocionar Stranger things? Mas con la tercera temporada les ha salido el tiro por la culata. Revivieron el programa de los ochenta de La bola de cristal con Alaska y por último han debido retirar el vídeo.
Al comienzo, todo bien. Los espectadores estaban encantados de recobrar la serie infantil de TVE emitida entre 1984 y 1988 que marcó a una generación. Aparecía Alaska mirando la Bola de Cristal y dándose cuenta que lo veía todo al revés al tiempo que veía a los personajes de Stranger things. Mas una polémica apareció en Twitter. “Esto que habéis hecho está bastante feo y como familia de Lolo Rico es formidablemente doloroso”, afirmó la sicóloga y exdiputada en el Congreso, Nagua Alba, desde su cuenta personal.

El motivo lo exponía ella de forma clarísima. La plataforma de contenidos se puso en contacto con los hijos y también hijas de Lolo Rico, la autora del programa, para emplear su música en el vídeo viral: “Ofrecían pagarles a cambio de que cediesen su una parte de los derechos de la canción de La Bola de Crital para promocionar Stranger Things”.

Desde la familia de la autora, no estuvieron todos conforme con la resolución de ceder los derechos para “utilizar esa canción como instrumento publicitario” y en Netflix se pusieron en contacto con ellos para informarles que habían compuesto otra canción para el vídeo viral. Cuál fue la sorpresa de los familiares cuando se hallaron “con que no solamente le han hecho modificaciones mínimas a la melodía, sino han empleado de manera directa y sin pudor la letra”.

Para rematar, “al final de manera directa insultan a La Bola, llamándola “tonta” y quedándose con Netflix, ofendienddo no solo a todo el fantástico equipo que la creó, sino más bien a la generación que se crió con ella”. Nagua Alba tampoco adquiría que eso fuera un homenaje a Rico: “No, no es un homenaje, es una instrumentalización comercial de una muy, muy grande autora poquitos meses tras su muerte. Es un insulto a Lolo, su obra y su memoria”.
Como conclusión, la exdiputada no vacilaba que en Netflix seguro que estaban asesorados de que todo fuera legal, haciendo las modificaciones justas, mas no vacilaba en decir que “debería darles vergüenza instrumentalizar La Bola para promocionarse, justo lo opuesto de los valores que La Bola y Lolo siempre y en toda circunstancia cultivaron y transmitieron”. Mas, como afirmaba la Hechicera Avería, “viva el mal, viva el capital!”.

Esta protesta la complementó Santiago Alba Rico con una mención al papel de Alaska: “Como hijo de Lolo Rico y argumentista de Los Electroduendes me semeja inaceptable que, a pesar de negarles el permiso, Netflix España utilice la sintonía de La Bola, con la cooperación de la inescrupulosa Alaska, para promocionar uno de sus productos”.

Tras ver que el hilo de Nagua Alba conseguía fama en Twitter, con más de dos.000 retuits, en Netflix han optado por retirar el vídeo: “Hola, Nagua Alba. Nuestra pretensión era honrar el recuerdo de un fantástico programa que ha sido icónico para todos nosotros. No obstante, comprendemos vuestra situación y de ahí que hemos procedido a retirar el vídeo. Un saludo”.
En Netflix esta vez han fallado con su promo viral. No todo sirve para promocionar el contenido propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *