Las promociones y ofertas 2×1 han disminuido en los lineales de los supermercados a lo largo del estado de alarma. La razón radica en que los distribuidores se centran en priorizar el abastecimiento de los productos más esenciales para eludir la escasez y facilitan las operaciones en el establecimiento. Esta es la conclusión que se extrae de un informe de Oliver Wyman presentado el pasado marzo en el que se pronosticaba el comportamiento de los usuarios en España desde el análisis de los cambios acaecidos en las compras efectuadas en China a lo largo de y después la pandemia del coronavirus

Las conclusiones a las que llegaba la asesora basándonos en lo que ocurrió en el país asiático se están cumpliendo en parte en las cadenas con sede en España puesto que hay menos ofertas en las estanterías del súper, si bien no han desaparecido por completo. En este sentido, desde Oliver Wyman apuntaban a que las promociones «complican las operaciones de la tienda» al ejercer «una presión auxiliar en la cadena de suministro» lo que puede acarrear a una escasez de productos esenciales. «Además, la limitación de los viajes limita la cantidad de promociones que pueden elevar las ventas y el tráfico de la tienda.

Fuentes del ámbito del gran consumo de España confirman que las ofertas no han desaparecido totalmente, si bien aceptan que hay menos y también invitan a entrar en las webs de las primordiales cadenas para revisarlo. De esta manera, explican esta nueva normalidad basándonos en que ciertos distribuidores no lo ven preciso pues priorizan asegurar el abastecimiento; mas asimismo por la pérdida de interés de los usuarios, que pasan menos tiempo en las tiendas físicas y que ahora están centrados en adquirir lo que precisan y se ajustan a la lista que traen de casa.

Desde la patronal Asedas (Mercadona, Día remarcan el reto de haber logrado asegurar el suministro de comestibles y bebidas pese a la pandemia. «Gracias al esmero de la distribución alimenticia y de los usuarios, hemos conseguido asegurar el suministro a la población en estas condiciones de confinamiento, lo que ha sido muy complicado teniendo presente que los primeros días la gente acaparaba productos. Unas semanas después percibimos cambios en el comprotamiento del consumidor que le llevan a haber reducido sus visitas a las tiendas y acrecentar el tique medio. Esto puede estar incidiendo en la política de ofertas de ciertas empresas no proque hayan desaparecido, sino más bien pues se están limitando pues el consumidor presta menos atenciñon o bien pues los fabricantes tienen menos interés en incluirlo en su actividad promocional», conforme aclara el directivo general de Asedas, Ignacio García Magarzo.

Mientras que, en E.U. ocurre algo similar. Conforme analistas del banco de inversión JPMorgan citadas por el portal Marketwatch, fabricantes de nutrición como Mondelez International o bien Kellogg se están proponiendo no rebajar sus productos en los supermercados para eludir aglomeraciones y al unísono, asegurar el «stock» de artículos de primera necesidad. También, los especialistas del banco de inversión inciden en que los fabricantes ahora no precisan las ofertas para acrecentar la facturación, «En una situación normal, la reducción de descuentos -esto es, costes más altos, acarrearía a menores volúmenes de venta, mas ahora no estamos en tiempos normales», apuntó el mecionado analista de JPMorgan. «Pensamos que la elasticidad va a ser mínima toda vez que el ámbito del gran consumo se prosiga favoreciendo del Covid-19 en este grado», agregó.

Se sostienen los costes
Por otra parte, y pese al incremento de costos de fabricación por el gasto en material sanitario y las dificultades logísticas, los supermercados prosiguen sosteniendo los costes de forma extendida, salvo «subidas puntuales» en naranjas, patatas y conservas de pescado, tal como ha comprobado la Organización de Usuarios OCU. en un conjunto de 25 productos, de nutrición y droguería en 4 supermercados «online» de 6 capitales de provincia.

La OCU ha detectado además de esto esperas de múltiples horas en las webs de las cadenas de supermercados «online» en el momento de llenar el pedido y de más de una semana para percibir la entrega en el domicilio del usuario. En su análisis, la OCU asimismo ha confirmado que ha aumentado la disponibilidad de productos en todas y cada una de las cadenas con respecto a las primeras semanas de acaparamiento.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *