Los municipios de las grandes urbes se han propuesto poner punto y final a una tendencia que no ha hecho más que medrar en los últimos tiempos. Mas el ‘boom’ de los pisos turísticos en los núcleos urbanos semeja tener los días contados. El 65% de los dueños de segunda residencia que arrienda su inmueble opta por el largo plazo, al tiempo que el 35% escoge el alquiler vacacional, conforme el IV Estudio de Casaktua.com. Los especialistas del portal inmobiliario exponen los 5 motivos por los cuales el alquiler tradicional es más rentable: Endurecimiento de la normativa en capitales y urbes costeras El apogeo de los pisos turísticos en urbes como la villa de Madrid, Barna, Valencia o bien Palma de Mallorca podría acabar con las nuevas regulaciones. Por servirnos de un ejemplo, la reciente normativa aprobada en la villa de Madrid reducirá en un 95% los pisos destinados a este fin en el centro de la capital. Entre los primordiales puntos de la nueva medida promovida por la Comisión de Urbanismo del Municipio de la villa de Madrid se halla la necesidad de pedir una licencia de actividad concreta por empleo terciario de alojamiento, o bien la obligatoriedad de contar con un acceso independiente a la calle o bien elevador propio. El alquiler por temporadas no se favorecerá del 60% de deducción en el IRPF El Ministerio de Hacienda y el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) han resuelto que la deducción en el IRPF por el alquiler no va a ser aplicable a los alquileres de temporada. Solo se favorecerán los alquileres tradicionales destinados a ser la residencia frecuente de los inquilinos. En nuestros días, la deducción por alquiler prevista en la Ley del IRPF es del 60% sobre el desempeño neto positivo que se haya conseguido. Las comunidades de vecinos van a poder acrecentar un 20% los gastos de comunidad de esas viviendas Tras la entrada en vigor de la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), se ha determinado que las comunidades de dueños puedan, por pacto de una mayoría simple de 3/5 partes, limitar o bien condicionar el ejercicio de la actividad de alquiler turístico, o bien fijar unas determinadas condiciones para su ejercicio. Además, la regla recoge la posibilidad de establecer aumentos de hasta un 20% en la participación de los gastos comunes por la parte de las residencias de empleo turístico o bien, aun, negarse a aceptar esta clase de actividad. Mayor rentabilidad de la inversión a corto y largo plazo Las agencias que administran el alquiler de pisos para fines turísticos cobran en torno al 35% del beneficio conseguido por la administración integral. Esta incluye las tareas de limpieza, recepción y salida, como el anuncio de la residencia en las distintas plataformas. A esto hay que sumarle lo que se debe tributar por la actividad económica si se arrienda más de 90 días por año. En cambio, los alquileres de larga estancia no acostumbran a estar sujetos a agencias y, por ende, no deben abonar esa cuota. Además de esto, los gastos de limpieza y reparaciones dismuyen sensiblemente, y los costos fijos como el agua o bien la luz corren por cuenta del inquilino, lo que supone una ventaja económica frente al alquiler turístico. En consecuencia, en dependencia de la urbe y la zona donde se ubique el piso, a fin de que sea igual o bien más rentable el alquiler turístico que el residencial, el inmueble habrá de estar ocupado entre un 50% y un 60% de los días del mes, teniendo presente la facturación media de estas residencias. La estabilidad que ofrece el alquiler de larga estancia A la inversa de lo que sucede con los alquileres turísticos, los alquileres de larga estancia ofrecen una estabilidad para los dueños que facilita el control y desempeño de la residencia. Primeramente, esta clase de contratos acostumbran a tener duraciones de, por lo menos, un año. Esto asegura que el inmueble no pase un periodo prolongado de tiempo vacío, al revés de lo que sucede con los pisos destinados a fines turísticos. Por otra parte, asimismo garantiza una estabilidad en los ingresos, con cuotas fijas que el casero cobra de forma mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *