Si algo marcha, ¿para qué exactamente mudarlo? Sony se guarda con mucho recelo las informaciones sobre su próxima consola de sobremesa, que va a llevar por nombre
PS cinco
y que, de momento, se conocen pocos detalles. La veterana firma nipona ha querido calentar este lunes con un anuncio; el logotipo del dispositivo. Nuevamente, no padecerá demasiadas perturbaciones y sostendrá el diseño de sus precursores.

En el marco de la feria tecnológica CES 2020 que se festeja en Las Vegas (EE.UU.), la compañía ha desvelado el logo de su consola de próxima generación que competirá contra la Xbox Series X de Microsoft. Las dos se lanzarán a fines de este año. De esta manera, se ha podido conocer el logotipo que va a venir con fondo negro, las iniciales PS y el nombre de la consola con la tipografía en blanco, esta vez, con el número cinco en referencia a la quinta edición de esta plataforma lanzada originalmente hace veinte años.

Si bien aún la compañía se quiere guardar más sorpresas para los próximos meses, sobre todo el diseño final de la plataforma, lo que ha querido anunciar a nivel técnico promete un enorme desempeño. La consola aguantará sonido en 3D envolvente, una unidad de estado sólido (SSD) que va a mejorar la velocidad de escritura y la carga de juegos, va a ser compatible con discos Blu-Ray en calidad Ultra Alta Definición. Asimismo se dejó patente que van a poder usarse controles hápticos para progresar la experiencia en ciertos títulos.

La futura consola apostará por una arquitectura AMD con microprocesadores Ryzen de 7 nanómetros y 8 núcleos, al paso que su empuje gráfico va a venir asimismo proporcionado por AMD con tarjetas Radeon basada en la nueva (y potente) generación Navi. Una resolución que va a venir acompañada de un esencial salto visual puesto que aguantará técnicas de renderizado llamado tipo «raytracing» -trazado de rayos, en castellano-, que se apoya en un algoritmo informático desarrollado para conseguir un mayor realismo. Con esto, se favorecerá asimismo a la calidad de audio.

Hasta la data, la PS cuatro -la consola aún actual- ha alcanzado unas ventas de 106 millones de unidades en el mundo entero, lo que le ubica como la cuarta más vendida en la historia tras la PS dos (155 millones de unidades) o bien Nintendo DS (154 millones de unidades). Además de esto, Sony va a fortalecer todavía más, conforme afirmó y también
l presidente de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan, las experiencias inmersivas, que asimismo formarán una parte de la próxima consola. En verdad, ha sacado pecho con la acogida de su dispositivo PS VR, las lentes de realidad virtual, que hasta el instante ha puesto cinco millones de cascos en el mundo entero desde su lanzamiento en 2016.

Otro de los detalles que han trascendido en los últimos meses debe ver con el sistema de control. Va a haber un nuevo mando, llamado DualShock cinco, que apostará por una tecnología háptica, retroalimentación táctil y también introducirá un mecanismo adaptativo de sus gatillos, dejando de esta manera ajustar la resistencia de su presión en función de los juegos. Una delas cuestiones aún sin solucionar mas que semeja comprobarse es su retrocompatibilidad con títulos lanzados de antemano. Una de las grandes demandas de sus usuarios.

La compañía tiene previsto lanzar este nuevo hardware a fines del presente año. Con ella aguardan «ofrecer el mayor y mejor contenido» y «experiencias únicas a los jugadores con una velocidad sin precedentes». Además, Ryan ha informado de que el sistema de juegos digitales PS Network ha alcanzado los 106 millones de usuarios activos mensuales. Asimismo ha compartido que se han vendido en el mundo entero 1.150 millones de juegos y el servicio PS Plus cuenta con 38,8 millones de subscritores.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *