Los
Premios Laureus
-los equivalentes a
los Oscar
del deporte- se festejaron el día de ayer de forma semipresencial en Sevilla y para esto contaron con una comunicadora muy singular, Paz Vega. La actriz es una de las más internacionales de nuestras fronteras y como buena embajadora de su tierra natal, admitió conmovida el reto de conducir dicha gala. De esta forma lo anunció en su cuenta de Instagram: «¡Qué honor ser convidada por LaureusSport y presentar estos premios tan esenciales para el deporte, y poder mostrarle al planeta la urbe que me vio medrar, Sevilla. Cuando Laureus habla de «lo mejor del deporte» se refiere a todo el espléndido trabajo que efectúa su fundación».

Otra de las incógnitas para una ocasión tan singular radicaba en el estilismo escogido, puesto que en los acontecimientos de este género cada detalle tiene un simbolismo singular. Desde el primer instante semeja que tuvo claro que deseaba apostar por un look que rindiera homenaje a la cultura hispalense y para esto se decantó por un diseño de Victoria Compilación, la firma de su amiga Vicky Martín Berrocal, asimismo sevillana, centrada en looks de convidada y vestidos para novias.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Paz Vega (@pazvegaofficial)

Se decantó por un
vestido midi de inspiración romántica
que reunía ciertas pinceladas minimalistas, en especial en la parte inferior, compuesta por una falda lapicero que se ajustaba a su figura delicadamente. El cuerpo presentaba escote ilusión donde el cuello se hizo con todo el estrellato merced a un enorme nudo que se complementaba con unas mangas abullonadas semitransparentes que se remataban con una empuñadura algo más recia con la que contrastaba.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Paz Vega (@pazvegaofficial)

Un conjunto cargado de elegancia que complementó con un
reloj de la firma IWC
-el modelo Portofino- con la esfera de cuarzo, correa de piel camel y detalles en dorado; unos finos anillos de oro y stilettos nude. Podemos destacar asimismo el maquillaje ligero con labios en colorado que hacían que la prenda destacase aún más.

Si se hace un repaso a otros de sus looks de alfombra roja, no resulta bastante difícil llegar a la conclusión de que Vega optó por uno de sus combos ganadores cuando busca un resultado complejo sin apenas esfuerzo: vestidos en blanco roto con semitransparencias, volúmenes y asimetrías estratégicas que destaquen sus curvas y contrasten con su tono de pelo. De esta forma se pudo revisar en el Festival de Cannes de 2019, donde lució un diseño de Ralph&Russo de gasa con lentejuelas bordadas que aliñó con sus inseparables labios colorados. En los Goya de 2020 asimismo apostó por exactamente el mismo color, si bien con un diseño algo menos rococó de cuerpo sirena con lentejuelas y las hombreras muy marcadas.

De izda. a dcha.: Paz Vega en el Festival de Cannes en 2019, en los Premios Goya de 2020, el Festival de Cine de Málaga de 2016 y los AmfAR de 2017

© Gtres 
En 2016 y 2017 asimismo se dejó ver con vestidos afines en el Festival de Cine de Málaga y en los AmfAR festejados en Cannes. El primero, firmado por Antonio García y de inspiración griega y el último de la firma Redemption. 2 opciones cargadas de glamur que confirman la teoría de que el blanco, con independencia del instante del año y el sitio, es su color fetiche.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *