«Pasé momentos duros por depresión, pero nunca dejé de soñar»

Publicado el Por Marina S.


Paula Badosa, primera tenista española en ganar el torneo de Indian Wells, señaló el domingo que este triunfo tiene un significado especial por los problemas de salud mental que afrontó en su joven carrera deportiva.

«He pasado por momentos muy duros pero nunca dejé de soñar y de luchar», dijo la española tras batir a la ex número uno Victoria Azarenka en una de las mejores finales de esta temporada.

«
Estos días me acordaba de eso. Tengo memoria y sé lo que he pasado, he tenido que trabajar mucho y pasar por momentos de depresión, de estar tratándome, me costaba mucho el tenis, pensaba que no llegaría aquí», explicó Badosa, de 23 años.

Esta temporada, en la que saltó del puesto 70º del ranking al 13º, Badosa ha confirmado el potencial que asomaba desde su victoria en el Roland Garros de categoría junior de 2015.

«Cuando eres una buena jugadora junior, la gente piensa que al año siguiente estarás en el top-20 (WTA), se pone mucha presión sobre ti», explicó.«La gente tiene muchas expectativas y prisas. Cree que con 21 años hay que ganar estos torneos y no es así».

«Hay niñas y jóvenes que piensan que con 17 años tienen que ser las mejores. Creo que hay que tener mucha paciencia y no crearles esas expectativas», demandó.

«
He trabajado con muchos psicólogos, es muy importante. En el tenis el 70% u 80% es mental», señaló. «Ahora intento encontrar un balance entre competir y disfrutar y creo que estoy ganando partidos por eso».

Tras inaugurar este año su palmarés WTA en el torneo de Belgrado, la catalana se hizo ahora con un trofeo que nunca lograron las grandes figuras del tenis femenino español, como Arantxa Sánchez Vicario o Conchita Martínez, ésta dos veces subcampeona en 1992 y 1996.

«Todavía estoy un poco en shock. Al final estaba muy orgullosa de las tres horas de batalla en la pista», dijo Badosa, quien evitó que Azarenka se convirtiera en la única ganadora de tres ediciones de Indian Wells.

«Si hace un año me dicen voy a ganar un torneo asi, no me lo creo y más después del partido que hice hoy ante una campeona como ella, que siempre se crecen en las finales», aseguró.

«La calidad del partido fue muy alta, fuimos a por todas las pelotas, empujando a la otra al máximo (…) Ella fue muy sólida en los momentos importantes», coincidió Azarenka, que restó importancia al beneficio de la experiencia en este tipo de partidos.

«No sé si es una ventaja (…) A veces puedes jugar tu primera gran final muy nerviosa y a veces juegas muy libre», señaló la ganadora del Abierto de Australia de 2012 y 2013.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *