El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha roto su silencio sobre la imputación de su partido por una presunta «caja B» y ha protegido a la capacitación de lo que ha definido como «acusaciones sin fundamento» y «juicio mediático» para eludir que el discute se centre en la Monarquía o bien en los fondos de reconstrucción europeos. «Los cambios y el progreso no se generan sin la resistencia de los viejos poderes», ha afirmado en Twitter.

En múltiples mensajes publicados en esa red social, el líder de la capacitación morada ha asegurado que, frente a unas informaciones que «siembran dudas sobre la financiación de Podemos y la sinceridad de sus dirigentes», el partido está «a predisposición de las autoridades judiciales».

Tras señalar múltiples casos judiciales contra su partido que han sido archivados, Iglesias ha dicho que ahora «se emplean términos como «caja B» o bien «sobresueldos» para semejarnos a la corrupción del Partido Popular y también instalar que «todos son iguales»». «El daño que hacen horas y horas de tertulias, portadas escandalosas y telediarios no lo repara el fichero sistemático de los procedimientos. El juicio mediático, en el momento de instalar relatos, pesa siempre y en todo momento más que el final de los procedimientos judiciales», ha añadido.

Prioriza el discute sobre la Monarquía
Para Iglesias, este caso judicial brota como contestación de aquellos que no están «muy interesados» en que no se hable «del discute social sobre la Monarquía o bien sobre de qué forma emplear los fondos europeos para la reconstrucción». «No les daremos ese gusto», ha advertido ya antes de resaltar que van a «seguir trabajando para proteger el interés general».

En este sentido, el vicepresidente del Gobierno ha insistido en la defensa de una agenda republicana desde el Ejecutivo que se ve conminada por «los viejos poderes»: «Defender la justicia social y un horizonte republicano como una parte del Gobierno tiene y va a tener costos. Los cambios y el progreso no se generan sin la resistencia de los viejos poderes».

Hasta 900 euros en sobresueldos
Lo que la causa por malversación y apropiación incorrecta abierta por el Juzgado de Instrucción número 42 pretende esclarecer es si ciertos cargos de Podemos recibieron sobresueldos no justificados. Conforme le afirmó al juez José Manuel Calvente, el letrado expulsado del partido, se trataría de ingresos de «una media de 300 euros mensuales, bajo el término de «desplazamientos»».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *