“Tu candidatura ha sido intrascendente en los malos resultados del PP”. De este modo de crudo se lo afirmaron a
Pablo Casado
los responsables de los estudios que la dirección popular ha encargado para examinar el porqué de los malos datos en las elecciones generales, que han puesto al partido en el peor resultado de su historia.
Dicho de otra forma, cualquier otro aspirante hubiese tenido exactamente el mismo castigo de los votantes y, lo que es peor, el líder del PP nada puede hacer para parar la caída. Por eso la dirección considere que si el 26-M se pierden ciertas plazas, como la Comunidad de la villa de Madrid, el responsable no va a ser Casado, sino más bien ese cúmulo de motivos que los exvotantes del Partido Popular han amontonado a lo largo de años y que les hacen abonar ahora.

Buscando culpables

Vox quitó un millón de votos al Partido Popular y consiguió otro millón de votantes que lo habían descuidado en el 2015

El estudio encargado por Génova apunta 4 causas por las que el Partido Popular ha perdido prácticamente 7 millones de votantes desde el 2011 y 3 y medio desde el 2015: la corrupción, el desgaste de la marca Partido Popular, los recortes y la política económica a lo largo de la crisis, con subida de impuestos, y Catalunya. Por eso Casado atribuyera la derrota a sus predecesores, lo que se interpretó como un intento de hacer caer la responsabilidad en Mariano Rajoy. Mas el presente presidente del Partido Popular afirma que no, que cuando apunta eso habla de cuestiones que vienen arrastrando años.

Sin embargo, esos datos no son los más esenciales para Casado. El documento convocado confirma que 1.300.000 votantes del Partido Popular se fueron a Cs y que 1.100.000 se fueron a Vox. Mas desvela asimismo que otro millón largo de votos de los que consiguió el partido de la ciudad de Santiago Abascal procedía de exvotantes populares que en el 2015 y el 2016 ya habían descuidado a la capacitación popular y se habían ido a la abstención.

Casado habló con las chulapas en su visita a la Pradera de San Isidro
(Emilia Gutiérrez)

Las conclusiones del estudio confirman a Casado en que la campaña que hizo en las generales fue atinada, que debía procurar que la fuga de votos cara Vox no prosiguiera, por el hecho de que era más esencial de la que les abandonaba para ir a Cs. Ahora pasa algo semejante. Vox experimenta, conforme los datos de las encuestas encargadas por el Partido Popular, un descenso de votantes que no han visto cumplidas sus esperanzas y que no volverán a votar a Abascal. Y a ellos debe dirigir asimismo su campaña Casado, para procurar que esos votantes que se fueron y que ahora abandonan a Vox no se queden en la abstención, sino vuelvan al Partido Popular.
Se trata de una bastante difícil labor, con lo que el líder popular multiplica su presencia en la campaña de las autonómicas y municipales, el día de ayer en la Pradera de San Isidro, donde apoyó a Isabel Díaz Ayuso y a José Luis Martínez Almeida, para la Comu­nidad y el Municipio de la villa de Madrid. la villa de Madrid es una pieza clave para todos y cada uno de los partidos, por el hecho de que depende de cara que lado caen se va a poder charlar en concepto de ganadores o bien perdedores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *