La duración de las baterías de los teléfonos móviles es uno de los inconvenientes más usuales que tienen los usuarios con sus dispositivos. Y no extraña, puesto que este elemento es el que menos avances en tecnología ha experimentado respecto a otros componentes de los teléfonos. Hace 5 años, la autonomía del móvil apenas duraba un día. Y, el día de hoy, ocurre precisamente lo mismo. Salvo contadas salvedades, como es lógico. Es verdad que semeja que se ha avanzado en nada, mas la realidad es que un terminal actual consume hasta diez veces más energía que uno de hace una década. Conque, puesto que el tamaño y la capacidad de estos accesorios es limitado, no queda más antídoto que aceptar sus recargar cada día. Si bien, eso sí, para eludir algún susto, siempre se puede apresurar el proceso con alguno de estos 8 trucos.

1. Use un cargador de pared

No es extraño cargar la batería del teléfono conectándolo al puerto USB de un portátil o bien de un disco duro externo. No obstante, en cualquiera de los 2 casos, la velocidad va a ser mucho menor que si lo hace con un cargador de pared. Esto es de esta forma por el hecho de que la mayor parte de estos dispositivos externos ofrecen una recargar estándar que las baterías modernas no aprovechan.

2. Quite la funda al móvil

Parece una tontería, mas no lo es. ¿No ha sentido que, cuando carga su teléfono con ella, este eleva su temperatura mucho? Los móviles actuales han comenzado a contar con un sistema de control del calor en sus baterías, que amoldarán la potencia en dependencia de la temperatura del propio terminal y sus componentes, reduciendo la velocidad si el móvil está demasiado caliente, y aumentándola caso de que la temperatura sea perfecta. Con lo que quitarle la funda puede ser efectivo.

3. Utilice el cargador original

Las reglas son claras: lo mejor para su móvil es usar el cargador original. No aquel que adquirió en los chinos por una emergencia o bien aquel que tiene olvidado en el cajón de casa. Cualquier componente que no sea oficial y que no se corresponda con la marca es posible que no sean de alta calidad y que la batería se vea perjudicada de forma más que grave.

4. Ponga el ‘modo avión’

Cargar el móvil y echar una ojeada al Instagram no es compatible. Por lo menos, si desea recobrar la batería cuanto antes. En todo caso, lo mejor es poner el terminal en ‘modo avión’, lo que optimará el proceso. En caso contrario, consumirá la energía que le está dando el cargador, en vez de guardarla, con lo que va a tardar más tiempo en completarse la carga de su batería.

5. Cierre las aplicaciones abiertas

Pongamos que no puede eludir ver el último storie, mas debe salir corriendo de casa en apenas 20 minutos. En un caso así, un truco que puede apresurar el proceso cerrar todas y cada una de las aplicaciones que estén abiertas. Las aplicaciones en segundo plano se prosiguen ejecutando y consumiendo memoria RAM en tanto que de forma continua están acompasando datos o bien dando localización, con lo que asimismo están consumiendo batería extra.

6. No cargue el móvil en un PC o bien en el vehículo

Aunque ya lo hayamos dejado caer en el primer punto, la carga en el coche o bien en un PC es mucho más lenta. E inclusive podría ser hasta peligrosa: hacerlo en plazas, centros comerciales o bien buses podría permitir a los piratas informáticos acceder a su dispositivo tan solo con conectar el cable. Conque por eludir algún susto, opte por un enchufe de pared. Es más seguro y más veloz.

7. Opte por el modo perfecto ‘ahorro de energía’

En el en el caso de que sea preciso tener las notificaciones activadas a lo largo del proceso de carga, lo mejor es usar el modo perfecto de ahorro de energía. En estos casos, El procesador baja la frecuencia y las aplicaciones en segundo plano marchan de forma diferente. Esto es, proseguimos recibiendo notificaciones, mas el móvil consume recursos más limitados.

8. Limpie las clavijas

¿Le carga más lento el móvil de lo normal? Probablemente la clavija o bien el conector USB estén sucios. Esto hace que la corriente eléctrica no circule adecuadamente y, por ende, que el proceso se ralentice. Por este motivo, de vez cuando no está mal para un harapo a los conectores para eludir situaciones como esta. Incluyendo la ranura del terminal.

Fuente: larazon.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *