Desde el 21 de junio existe en España libertad de movimientos, con lo que los ciudadanos pueden de nuevo desplazarse por el territorio nacional sin limitaciones. En verdad, conforme una investigación del Observatorio Nacional del Turismo Transmisor, 6 de cada 10 españoles tienen decidido viajar este verano. La mayoría (76%) se marcha a decantar por el turismo nacional y, de ellos, el 83% optará por el vehículo para llegar a sus respectivos destinos.

A lo largo de estos meses de confinamiento muchos automóviles han estado estacionados. Además de esto, la nueva normalidad incluye una serie de reglas básicas a las que hay que habituarse. Para esto, TÜV Rheinland, entidad líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel del mundo y que tiene 38 Inspección Técnica de Vehículos en este país, explica de qué manera hay que preparar el vehículo para viajar con mayor protección:

1) Desinficionar el vehículo: Dada la nueva situación, se aconseja realizar una esterilización completa del vehículo para llegar a todos y cada uno de los rincones del mismo.

dos) Adecentar el coche: Para eludir el riego de contagio, se recomienda adecentar ya antes y tras cada viaje con una gamuza tirable cualquier zona donde los ocupantes puedan respaldarse, como el volante, la palanca de cambios, el salpicadero, el apoyabrazos…

tres) Revisar que el funcionamiento es correcto: Ya antes de arrancar el vehículo por vez primera tras tantos días, es conveniente echarle una ojeada al nivel de líquidos (frenos, aceite, refrigerante…), contrastar que no haya ninguna luz derretida e inclusive que los cinturones de seguridad marchan apropiadamente.

cuatro) Revisar el aire acondicionado: Además de la comodidad que supone para combatir estos días calurosos, el aire acondicionado es un factor esencial en la seguridad por el hecho de que reduce la fatiga del conductor. Ya antes de ponerse en camino se recomienda comprobar que marcha bien.

cinco) Examinar los neumáticos: Asimismo es preciso contrastar la presión de las ruedas, la banda de rodadura y revisar el estado del neumático de repuesto para eludir una desapacible sorpresa si hay que hacer empleo del mismo. Hay que rememorar que los neumáticos son el único elemento de contacto entre el vehículo y la carretera.

seis) Encendido del coche: Tras tanto tiempo parado, es recomendable arrancar el vehículo en parado a lo largo de unos minutos para cargar la batería y aceitar el motor. Lo ideal es ventilarlo bien para eludir una intoxicación por los gases del vehículo.

siete) Documentación en vigor: Muchos conductores tienen dudas sobre de qué manera y en qué momento deben pasar, por poner un ejemplo, la Inspección Técnica de Vehículos, la moratoria en la inspección conforme en qué momento expiró su Inspección Técnica de Vehículos a lo largo del estado de alarma, si es preciso asistir con cita anterior, las segundas inspecciones… Para cualquier consulta, TÜV Rheinland pone a su predisposición su página web o bien su correo de atención al usuario info.itv@es.tuv.com. Al tiempo, hay que asegurarse de que el seguro obligatorio está en vigor y que no se haya caducado el carné de conducir.

ocho) Mascarillas: La normativa establece que su empleo es obligatorio por la parte de todos y cada uno de los ocupantes (incluyendo el conductor), cuando las personas no convivan en exactamente el mismo domicilio. Además de esto, es conveniente tener guantes de látex o bien líquidos higienizantes a mano para usarlos cuando se vaya a desamparar el vehículo para echar gasolina, efectuar la adquisición o bien abonar un peaje, por poner un ejemplo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *