Nuevo Opel Insignia: más deportivo y con motores eficientes de nuevo desarrollo



El nuevo Opel Insignia se presenta universalmente en el Salón del Vehículo de Bruselas (del nueve al 19 de enero). Por vez primera, aparte de la berlina Grand Sport y el familiar Sports Tourer, en el salón de Bruselas se exhibirá el nuevo y muy elegante diseño del deportivo GSi: con sus inconfundibles verticales entradas de aire delanteras con aspecto de dientes de sable y su activo faldón delantero. El deportivo Insignia GSi empieza el año con un nuevo motor turbo de gasolina de dos con cero litros y 230 CV y un cambio automático de 9 velocidades de nueva generación como con una nueva mecánica y un sistema de frenos electrohidráulico «e-Boost», como con una amortiguación electromecánica FlexRide y una tracción a las 4 ruedas con diferencial trasero Twinster con reparto vectorial de par.

El navío insignia de la marca alemana estrena en sus carrocerías GrandSport y Sports Tourer, motores nuevamente desarrollo y elevada eficacia tanto en gasolina como diésel. Además de esto, las nuevas cajas de cambios de baja fricción dismuyen todavía más el consumo de comburente mientras que aumentan el confort. Los clientes del servicio del Insignia van a poder escoger entre una caja de cambios manual de 6 velocidades, particularmente económica, la nueva caja de cambios sin escalonamientos de variador progresivo o bien automáticas por convertidor de par de 8 o bien 9 velocidades. La aerodinámica del nuevo Insignia mejora todavía más merced a la parrilla frontal absolutamente activa. Equiparado con su precursor, el consumo de comburente bajo ciclo NEDC se reduce hasta en un 18 por ciento, las emisiones de CO2 bajan hasta 100 g/km. Merced a ello el nuevo Insignia se ubica como uno de los turismos más eficaces de su segmento por consumo de comburente.

Los diseñadores de Opel han mejorado todavía más le elevada calidad del interior del Insignia. Los asientos ergonómicos certificados por AGR con distintas funciones de confort están ahora libres con múltiples tapizados de lona y piel, como en Alcántara. Para aquellos que valoran el confort y el aspecto tradicional los acabados Elegance y Ultimate representan la elección perfecta. Los conductores más activos se van a ver seducidos por los nuevos Insignia GS Line y GSi.

Además de esto, el nuevo Insignia estrena sistemas de seguridad y asistencia a la conducción de nueva generación, entre aquéllos que resalta en especial la nueva iluminación matricial IntelliLux led Pixel absolutamente adaptativa. Ahora cuenta con un total de 168 diodos de LED; ¡84 por faro! Estos elementos dejan crear para unos faros ultrafinos, suministrar la mejor iluminación y reaccionar con mayor velocidad y precisión que ya antes, sin deslumbrar a ningún otro vehículo que se halle delante o bien se aproxime en dirección opuesta.

Máxima diversión en su conducción
El nuevo Opel Insignia GSi es para aquellos que aprecian lo verdaderamente singular. La deportiva tracción a las 4 ruedas con reparto vectorial del par es única en su segmento. En el modo perfecto AWD 2 embragues reemplazan al diferencial trasero usual y dan la perfecta trasferencia de potencia a cada rueda en cualquier situación de conducción. Merced a esta tecnología el nuevo Opel Insignia GSi es más diligente, ofrece las mejores posibilidades en curva y sobresale por su genial capacidad de tracción. Para una experiencia de conducción todavía más activa, la nueva transmisión automática de 9 velocidades se puede manejar manualmente con las levas emplazadas tras el volante.

El Opel Insignia GSi ha recibido sus últimos retoques en el legendario circuito de Nürburgring «Nordschleife». Su afinado chasis ofrece un agarre exageradamente alto. Los potentes frenos Brembo, con pinzas de 4 pistones (pintadas en colorado), y la dirección directa se han mejorado todavía más. Con el potenciador electrohidráulico de frenos, el Insignia cuenta ya con una plataforma tecnológica que va a ser precisa para la conducción autónoma en el futuro. El sistema integrado «eBoost» es un componente para los frenos «by wire», sin conexión mecánica entre el pedal y las pinzas, lo que deja prescindir de módulos separados para ABS/ESP, líneas de vacío, bombas de vacío, etc. Puesto que el vacío se produce a través de un motor eléctrico en vez de consumir le energía del térmico, el consumo de comburente se reduce todavía más. La presión se amontona más velozmente y mejora el tacto de frenado. Además de esto, cuando se activa el ABS, el «eBoost» marcha de forma más sigilosa que en los sistemas de frenado usuales.

El Insignia GSi goza en su equipamiento de serie del chasis electromecánico FlexRide, que amolda los amortiguadores y la dirección en fracciones de segundo. Además de esto, la unidad de mando del sistema FlexRide cambia la contestación del acelerador como los instantes de cambio de la transmisión automática de 9 velocidades. El conductor puede escoger entre los modos de conducción «Estándar», «Tour», «Sport» y -únicamente en el GSi- el modo perfecto «Competition».

Eficaces motores y transmisiones con una contestación alegre
Con el nuevo Insignia, Opel ha reducido la dificultad y al tiempo ha mejorado la oferta para el usuario. Al paso que su precursor ofrecía motores de gasolina y diésel de 3 familias de motores diferentes, los motores de 3 y 4 tubos pertenecen a una sola nueva generación. El motor de gasolina de uno con cuatro litros con 145 CV y el diésel de uno con cinco litros con 122 CV representan el peldaño de acceso (en la tabla inferior se reflejan todas y cada una las cantidades de consumo).

Las unidades de 3 tubos, que asimismo se usan en el nuevo Astra, son hasta 50 kg más ligeras que sus precursoras del precedente modelo. Por encima de ellos, en la gama del Insignia, se halla un diésel de 4 tubos de dos con cero litros (que se introducirá a fines de este año) y un motor de gasolina veinte con 200 CV; que en el caso del GSI alcanza 230 CV. Estos dos con cero litros de gasolina son los primeros motores de Opel con desactivación selectiva de tubos. Salvo que el conductor demande una enorme potencia, el control variable del árbol de levas desactiva 2 tubos y, por ende, reduce significativamente el consumo de comburente.

Sistemas de asistencia a la conducción
El Opel Insignia cuenta con una completa gama de sistemas de asistencia a la conducción y también infoentretenimiento. Una nueva cámara digital de visión trasera mejora las maniobras cara atrás. La seguridad al desamparar las plazas de parking marcha atrás se puede acrecentar todavía más con el sistema de alarma de tráfico trasero cruzado opcional.

Los sistemas de asistencia auxiliares incluyen: alarma de colisión frontal con frenado automático de urgencia y detección de viandantes, asistente de mantenimiento de carril, aviso de automóviles en el ángulo fallecido, control de crucero adaptativo con frenado de urgencia, lector de señales de tráfico, asistente de parking avanzado y head-up display. El control de crucero adaptativo sostiene la distancia con el vehículo que va delante a través de el frenado y la aceleración automáticos. Con el cambio automático el sistema, basado en radar, puede frenar el Insignia hasta detenerse por completo y regresar a arrancar de manera automática en los atascos mientras que prosigue al vehículo que va delante.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *