Nissan ha presentado la tercera generación del Qashqai, un superventas en España tras vender más de 325.000 unidades, y que ha logrado ser líder del segmento crossover a lo largo de 14 años de forma sucesiva. Para esta nueva versión, ya llamado con el ‘rey de los crossover’ por Bruno Mattucci, consejero directivo general de Nissan Iberia, el fabricante ha preservado los principios rectores que han impulsado el término, el diseño y el desarrollo de las 2 generaciones precedentes del Qashqai: diseño muy elegante y motorización eficaz, todo ello conjuntado con una enorme calidad y una experiencia de conducción digna de un segmento superior. Merced a la nueva plataforma CMF-C de la Coalición, una muestra de ingeniería avanzada, innovación y tecnología de vanguardia, el nuevo modelo volverá a subir el listón del segmento crossover.

GALERÍA
Ya se puede solicitar este nuevo modelo, cuyos primeros clientes del servicio van a poder gozar de la versión de lanzamiento de disponibilidad limitada llamada Premiere Edition, desde 270 euros por mes, cuyas primeras entregas van a ser en verano.

En concreto, y si bien su estilo es inconfundible del Qashqai, esto es, lo reconocemos a simple vista, esta tercera generación es más musculosa, afilada y moderna. En el exterior, la postura mejorada de la carrocería del Qashqai es más decidida, con líneas superiores sobresalientes, una distancia entre ejes ampliada y unas impresionantes llantas de aleación de 20 pulgadas montadas en el Qashqai por vez primera.

El frontal luce una parrilla Nissan V-Motion ampliada, acabada en cromo con una franja secundaria de cromo satinado para destacar su precisión. Está flanqueada por unos finos faros avanzados de matriz Full led con luces diurnas de tipo búmeran. Visto desde el lateral, el nuevo Qashqai semeja más atlético y activo, con una sola línea que atraviesa el vehículo desde la parte delantera hasta la trasera, aportando una presencia muy horizontal al vehículo, mas asimismo transmitiendo cierta sensación de dinamismo.

Conectado y cómodo, en lo que al habitáculo se refiere, el nuevo Qashqai supone un nuevo estándar en el segmento merced a su sensación de alta calidad y su sencillez de empleo mejorada. La nueva iluminación ambiental blanca produce un entorno confortante y relajante en todo el habitáculo, con lo que su uniformidad transmite una sensación de calidad y armonía. Asimismo se ha prestado mucha atención a la calidad ergonómica y estética de los interruptores y botones a fin de que transmitan una sensación táctil de alta calidad que brinda a los usuarios confianza y elegancia.

Además, destaca una nueva pantalla de información múltiple TFT de 12,3 pulgadas de alta definición y totalmente electrónica ofrece una selección de diseños personalizables para enseñar información sobre la navegación, entretenimiento, el tráfico o bien el propio vehículo; y la nueva y también renovadora pantalla frontal (Head-Up Display, HUD) de 10,8 pulgadas ofrece el mayor tamaño de imagen del segmento. Los datos de navegación clave, la asistencia al conductor y la información sobre la carretera se proyectan en el parabrisas, en la línea de visión del conductor.

La practicidad encarnada
El portón trasero eléctrico manos libres deja acceder al maletero, de 475 litros, sin esmero alguno cuando el usuario tiene las manos ocupadas. Las posibilidades más populares de su precursor, como pueden ser los compartimentos de almacenaje laterales ubicados sobre los pasos de rueda y el sistema de plataforma flexible para equipaje, se han preservado y mejorado para este nuevo modelo, incluyendo la rehabilitación de las plataformas, como una alfombra perdurable en un lado y plástico limpiable en el otro lado.

Las mejoras en el diseño ergonómico de las puertas del nuevo Qashqai se traducen en un acceso y salida más simples que en las generaciones precedentes, lo que resulta singularmente evidente en espacios limitados como pueden ser parking de múltiples pisos. Si el espacio lo deja, los progenitores van a apreciar que las puertas traseras se abran ahora prácticamente 90 grados, lo que deja un acceso más simple a los bebés y pequeños pequeños en las sillas infantiles.

Propulsores electrizados
El nuevo Nissan Qashqai no solo va a estar libre con un motor trece DiG-T de gasolina pertrechado con tecnología híbrida ligera, sino asimismo representa el estreno europeo del sistema y también-POWER, la motorización renovadora y premiada de Nissan que emplea tecnologías del renovador Nissan Leaf eléctrico de la compañía. Específicamente, dicho motor de gasolina va a tener opción de 2 potencias diferentes, de 140 CV y 158 CV, con una transmisión manual de seis velocidades o bien la nueva caja de cambios automática Xtronic (solo para la versión de 158 CV).

Dicho sistema y también-POWER del nuevo Qashqai está formado por una batería de alto desempeño y una motorización integrados con un motor de gasolina de 154 CV con una tasa de compresión variable que es la mejor de su categoría, un generador de energía, un inversor y un motor eléctrico de 140 kW de tamaño y potencia afines a los de los automóviles eléctricos de Nissan. Resulta una solución única por el hecho de que ofrece la agradable aceleración lineal sin interrupciones, tan característica de los automóviles eléctricos, mas sin la necesidad de recargar.

Además de esto, como el Leaf, el nuevo Qashqai y también-POWER se favorece de una experiencia de conducción con «un solo pedal» plenamente nueva merced a la tecnología y también-Pedal. El conductor puede arrancar, apresurar y desacelerar utilizando solo el pedal del acelerador.

Asistencia a la conducción ProPILOT
El nuevo Qashqai va a estar pertrechado con la próxima generación de la tecnología de asitencia a la conducción ProPILOT, que ofrece un mayor apoyo al conductor en una gama más extensa de situaciones. Esta nueva generación se llama ProPILOT con Navi-enlace. Este sistema es capaz de apresurar y frenar el vehículo al circular por un solo carril en autopista. El sistema puede apresurar el vehículo para circular a una velocidad establecida y lo puede frenar hasta detenerlo en condiciones de tráfico intenso. El sistema es capaz de reiniciar de manera automática la marcha si el vehículo ha estado parado a lo largo de menos de 3 segundos y el tráfico delante del vehículo se distancia.

En el nuevo Nissan Qashqai, el sistema actualizado ahora es capaz de amoldar la velocidad del vehículo en función de circunstancias externas adicionales: cuando el vehículo entra en una zona de límite de velocidad más baja en autopista, el sistema es capaz de advertir las señales de tráfico y tomar en consideración los datos de límite de velocidad del sistema para la navegación para reducir la velocidad del Qashqai a la velocidad conveniente, lo que quiere decir que el conductor no precisa ajustar manualmente la velocidad del control de crucero. El sistema aun puede emplear los datos del sistema para la navegación para ajustar la velocidad para las próximas curvas o bien rampas de salida que tengan un radio más cerrado.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *