La Organización de Usuarios y Usuarios (OCU) advirtió el día de hoy de que «las pulseras repelentes y los aparatos ultrasonidos no son productos eficientes contra los mosquitos». También, asevera que, si bien los efectos de las lociones repelentes están probados, su eficiencia depende del principio activo y su concentración. La OCU señala en una nota que los mosquitos advierten a los usuarios por el dióxido de carbono (CO2) espirado al respirar y por el calor anatómico. De ahí que, prefieren a las personas con un ritmo metabólico elevado y con un cuerpo más grande y grueso. Además de esto, les atraen substancias de la piel como el ácido láctico, el ácido úrico y el amoníaco. Estos insectos pocas veces se mueven en un radio de más de 300 metros de su sitio de nacimiento. De ahí que, la organización notifica de ciertas medidas de prevención que pueden ser útiles para eludir el nacimiento, la picadura o bien la entrada al hogar de estos insectos. Volcar cualquier objeto con agua atascada que pueda contener sus huevos, como un cubo o bien una maceta vacía; emplear mosquiteras en casa y, en zonas de peligro, vestir con manga y pantalón largo son ciertas de estas recomendaciones. LOCIONES REPELENTES Por otro lado, la OCU asevera que las lociones repelentes que se aplican en la piel y se comercializan en forma de espray, barra o bien gel no repelen a los mosquitos, sino más bien los confunden. En el momento en que estos insectos han localizado a la persona y se aproximan, los repelentes bloquean/saturan sus receptores olfativos haciendo al individuo prácticamente invisible. Asimismo, aconseja aguardar 30 minutos ya antes de aplicar la loción o bien espray repelente si anteriormente se puso un protector solar. Además de esto, no se debe aplicar jamás repelente en las manos de los más pequeños. La organización asegura que, si bien los efectos de estos repelentes están probados por muchos estudios, su eficiencia depende del principio activo y su concentración. DEET (N,N-dietil-m-toluamida) y la Icaridina son los más eficientes, seguidos del Citriodiol o bien PMD. El IR 3535 (Butilacetilaminopropionato de etilo) y los aceites esenciales (geraniol, aceite de lavandin, lavanda) son los menos eficientes, si bien asimismo son los menos tóxicos. También, la OCU asevera que, frente a la sospecha de que los mosquitos hayan entrado en el hogar, no va a quedar más antídoto que usar algún género de insecticida. Sin embargo, aconseja no abusar de ellos, en tanto que en un largo plazo sus principios activos (las piretrinas) podrían resultar tóxicos. De ahí que, en el caso de los sprays, la organización aconseja ventilar la habitación pasados unos minutos desde su aplicación, y en el caso de los enchufes, quitarlos de día. Finalmente, la OCU asegura que «las pulseras repelentes y los aparatos ultrasonidos no son métodos eficientes contra los mosquitos». El repelente de estas pulseras está empapado sobre la propia pulsera o bien en una pastilla recambiable. Si bien los repelentes desorientan a los mosquitos, la escasa superficie de la pulsera limita su radio de acción a poco más de 4 centímetros. Por su lado, los aparatos ultrasonidos son dispositivos electrónicos (si bien asimismo pueden encontrarse en ‘apps’ para el móvil) que se supone que imitan el batir de las alas del mosquito macho, lo que espantaría a las hembras ya inseminadas, que son las que pican. Sin embargo, un equipo de Cochrane, tras comprobar 10 estudios de campo sobre estos dispositivos en 2007, concluyó que carecían de eficiencia alguna, asevera la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *