Coreana de nacimiento y australiana de adopción, su estilo refinado, una elegancia innata y una compleja belleza oriental la transformaron en un genuino filón para diseñadores y ciertas marcas más exclusivas del planeta. No en balde, Nicole Warne ha trabajado para firmas como Chanel, Dior, Louis Vuitton, Piaget, Valentino, Chopard, Cartier, Giorgio Armani o bien Net-a-Porter, entre otras muchas, durante su trayectoria.

El estilo tradicional y complejo de Nicole Warne – © Instagram
Natural de Corea del S., de madre coreana y padre nipón, y adoptada a los 3 años, al lado de su hermana, por una pareja australiana, Nicole Warne consiguió hacerse un hueco en el planeta de la moda hace prácticamente 12 años, gracias su weblog
Gary Pepper Girl, un espacio que creó para hacer una ‘e-shop’ de venta de ropa vintage donde misma hacía de modelo al lado de su fórmula mágica para realizar diferentes estilismos aportando siempre y en todo momento su sello personal.

El 18 de octubre de 2009 publicaba su primer artículo, en el que confesaba su pasión por la moda, los viajes, el planeta de la belleza, el diseño y presentaba su tienda de vestidos vintage. El día de hoy, 12 años después, es una de las prescriptoras de tendencia más esenciales a nivel del mundo. Ya no actualiza su weblog desde 2017 y reconvirtió su tienda, mas su perfil de Instagram es uno de los más seguidos del planeta.

La evolución de un icono
Nicole Warne con vestido de tul colorado de Valentino – © Instagram
Nicole Warne para Louis Vuitton – © Instagram
Con prácticamente dos millones de seguidores en la cuenta de Instagram que lleva su nombre, el perfil de Nicole Warne, como su estilo, ha ido evolucionando y adaptándose al paso del tiempo, clave esencial para continuar cosechando los éxitos que ha día de el día de hoy la respaldan.

Su personal y propio estilo femenino siempre y en todo momento mezclado con las últimas tendencias, han hecho del estilo de Nicole uno de los más ovacionados en el planeta ‘fashionista’. Sus fotografías idílicas por todo el planeta y un contenido de calidad que muestra en redes sociales son, en parte, un reflejo de ese estilo tan personal. Una combinación perfecta de un planeta impecable en el que ahora la moda convive con su faceta como madre, sus prácticas de yoga o bien sus proyectos filantrópicos. Todo ello por medio de unas fotogafías tomadas por su marido, Luke Shadbolt, fotógrafo de éxito y autor de la mayor parte de imágenes de Nicole.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Nicole Warne Shadbolt (@nicolewarne)

Su marido y su hija no faltan de manera frecuente en sus instantáneas y sus contenidos han ido madurando al unísono que lo ha hecho la protagonista, siendo consciente del interés que provoca en las redes, la vida rutinaria de esta clase de perfiles. No en balde, su boda con Luke Shadbolt, fue una de las más ovacionadas y comentadas de la red.

Una boda de miles y miles de ‘likes’

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Nicole Warne Shadbolt (@nicolewarne)


El pasado 19 de marzo de 2018 se casaron en N. Zelanda en una de las bodas que por aquel entonces fue clasificada por los medios como una de las más inspiradoras y emotivas, de todos y cada uno de los tiempos.

Nicole Warne con joyas de Piaget – © Instagram
Bajo el hashtag #LoveBolt podía seguirse en tiempo real cada detalle del link, en el que indudablemente no faltó ningún detalle. Incluyendo el fantástico vestido firmado por Valentino de la propia novia.

Nicole es en nuestros días asesora digital de la compañía aérea premium de Australia, QANTAS, y fue esencial en el desarrollo de Q Collective, un programa de repercusión digital. Apasionada de la filantropía, trabaja en nuestros días como Embajadora Global de Adopt Change, una fundación sin fines de lucro que aboga por hogares seguros y permanentes para pequeños adoptados. Trabajando en angosta cooperación con el gobierno australiano para buscar cambios en la legislación y las políticas para otorgar mejoras a los pequeños y las familias, y para facilitar el proceso de adopción en Australia. Asimismo ha trabajado con WWF, OCRF, The Cancer Institute y Donate Planet, y sigue apoyando ideas de caridad con la esperanza de inspirar a otros a hacer lo mismo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *