El coronavirus Covid-19 ha disparado el tráfico de internet, lo que ha liberado una tormenta de inseguridad en las compañías tecnológicas y empresas energéticas para hacer en frente de la demanda. Frente al peligro de colapso de la infraestructura de red, Netflix se ha plegado a las solicitudes de la UE y ha anunciado que reducirá la calidad de las reproducciones en Europa a lo largo de treinta días.

Tras una negociación con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, a lo largo de los últimos días, la multinacional estadounidense ha decidido comenzar a reducir la velocidad de los bits de su contenido multimedia para descongestionar al ancho de banda europeo. «Dados los inusuales retos del coronavirus, Netflix ha decidido comenzar a reducir la velocidad de los bits en nuestras reproducciones en streaming en Europa a lo largo de 30 días. Estimamos que esto reducirá el tráfico de Netflix en las redes europeas en más o menos un 25 %, al tiempo que se garantiza un servicio de calidad para nuestros miembros», explican en un comunicado fuentes de la compañía.

La Comisión Europea ha pedido a las plataformas digitales como Netflix o bien HBO ayuda para eludir la saturación de la red en estos instantes de confinamiento de millones de personas. Un instante de alto consumo de servicios de trabajo a distancia, educación a distancia y ocio electrónico. Si bien esta medida comenzará dentro de poco, la multinacional estadounidense no ha aclarado si se ajustarán las tarifas de costos de los subscriptores a los planes con calidad 4K. La consecuencia va a ser que las imágenes recibidas por los usuarios se van a apreciar con menor detalle.

Por su lado, la plataforma de vídeos propiedad de Google YouTube ha informado de que va a tomar medidas a fin de que tráfico en internet no se sature. La multinacional estadounidense ha confirmado a este diario que, de la misma manera que Netflix, va a comenzar a producir en calidad estándar. Tras la asamblea entre el directivo general de Google, Sundar Pichai, la máximo responsable de YouTube, Susan Wojcicki y el Comisario Breton, se ha comprometido a rebajar todo el tráfico en la UE a SD (Estándar Definition) por defecto.

«Las personas están acudiendo a YouTube para localizar noticias contrastadas, para aprender cosas y para efectuar conexiones en estos tiempos de inseguridad. Al paso que solo hemos visto ciertos picos de empleo, tenemos medidas en marcha para ajustar nuestro sistema de forma automática y emplear menos capacidad de red. Seguiremos trabajando con miembros de diferentes gobiernos y con operadores de red para disminuir al mínimo el agobio en el sistema, mientras que ofrecemos una buena experiencia de usuario», agregan en declaraciones fuentes de la compañía.

Agradecimientos desde Europa
Desde Europa, han festejado esta resolución por el hecho de que va a facilitar el consumo para servicios prioritarios. «Las medidas de distanciamiento social para combatir el coronavirus han llevado a un incremento de la demanda de servicios de Internet así sea para trabajo a distancia, y también-learning o bien otros fines de entretenimiento. Agradezco la veloz acción que Netflix ha tomado para conservar el buen funcionamiento de Internet a lo largo de la crisis de Covid-19, sosteniendo al tiempo una buena experiencia para los usuarios. Hastings ha probado un fuerte sentido de responsabilidad y solidaridad. Nos sostendremos en estrecho contacto para proseguir juntos la evolución de la situación», valoró en un comunicado Breton.

Respecto a YouTube, el comisario ha agradecido la iniciativa de Google «para conservar el buen funcionamiento de Internet a lo largo de la crisis del COVID-19 al hacer que YouTube cambie todo el tráfico a SD de forma predeterminada». «Sundar Pichai y Susan Wojcicki prueban una enorme responsabilidad», ha añadido.

Hasta el momento, las compañías tecnológicas se habían mostrado optimistas con aguantar el lance de tráfico de internet derivado del estado de alarma decretado en abundantes países. Ahora, existe peligro de colapso. Los repentinos cambios conductuales de los ciudadanos europeos a causa del brote de coronavirus puede sobresaturar la infraestructura de red. Y eso provocaría que actividades como el trabajo a distancia o bien labores esenciales vean mermadas sus capacidades frente al empleo lúdico de internet.

La realidad es que, a pesar de los sacrificios contenidos para hacer frente al empuje del tráfico de internet, comienza a florecer la preocupación de que las conexiones de banda ancha familiares sean inútiles para aguantar el trabajo a distancia, las video llamadas, la educación a distancia y, su vez, el ocio electrónico. Las «telecos» solicitaron últimamente un «uso racional» y emplear «horas valle» para consumir contenidos multimedia, que consumen muchos recursos técnicos.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *