Ndour, la jugadora que llegó a España por una recomendación y que ahora es campeona de la WNBA

Publicado el Por Marina S.


Astour Ndour (Dakar, Senegal, 1994), con orígenes muy humildes, llegó a España porque era alta y por la recomendación de una amiga. A mediados de la temporada de 08-09, la también senegalesa Aminata Diop, que más tarde tendría una sólida carrera en el baloncesto profesional, se presentó en las instalaciones del CB Islas Canarias porque quería jugar al baloncesto. Su poderoso físico llamó la atención y tras los primeros entrenamientos, comentó a los técnicos que tenía una amiga en su país natal que también podía jugar al baloncesto. Ahí se iniciaron los trámites por los que Ndour acabó jugando en la isla, de menos a más y sin pasos atrás. Pese a que no destacó en sus inicios, los propietarios del equipo decidieron acogerla en su casa y esperaron al florecimiento. Doce años separan aquella escena de la que aconteció anoche. La pívot se convirtió en la tercera española de la historia en ganar el anillo de la WNBA tras Amaya Valdemoro (triple campeona en Houston, 1998,1999 y 2000) y Anna Cruz (con Minnesota en 2015).

Su papel en las Finales con los Chicago Sky ha sido algo testimonial, más como jugadora de rotación, pero Ndour será recordada por siempre en Chicago. La ‘ciudad del viento’ es uno de los núcleos urbanos más importante de los Estados Unidos (2,7 millones de habitantes), seguramente el tercero en discordia tras Nueva York y Los Ángeles. Si la ciudad es próspera en prácticamente todos los aspectos, lo deportivo ha sido en los últimos años un núcleo de decepciones. Chicago fue la capital mundial del baloncesto en los 90 durante el reinado de Jordan pero, tras la retirada del legendario escolta, ningún título de las grandes ligas estadounidenses ha vuelto a aterrizar en sus calles. Los Bulls (NBA), los Bears (fútbol americano), los Cubs o los White Soxs (béisbol), los Blackhawks (hockey sobre hielo)… todos han fracasado en los últimos 23 años y han sido las Sky quienes han devuelto la gloria a la ciudad. Ndour forma parte de ese éxito.

Ndour, de 27 años, con una cultura del esfuerzo fuera de la común, como aseguran los técnicos que han trabajado con ella, corona en Estados Unidos una carrera envidiable. Ganó la liga española con el Perfumerías Avenida en 2016, uno de los equipos de moda en la última década, y en su única temporada en Turquía en las filas del Fenerbahçe (14-15), alcanzó el doblete. Un exitosa peregrina del baloncesto que ha rellenado su currículo con estancias en Italia (2018) y con varios pinitos en la WNBA, primero en los San Antonio Stars, primer equipo que le acogió tras su paso por España, y ahora en los Chicago Sky, con los que acaba de proclamarse campeona.

Si bien su carrera de clubes luce, más aún lo hace su desempeño con la selección española. Nacionalizada en 2014, ha sido una de las jugadoras más diferenciales en la exitosa etapa del combinado nacional: plata en los Juegos de Río 2016, bronce en el Mundial de 2018 y un oro gigante en el Mundial de Letonia 2019. Tras la salida de Mondelo del banquillo de la selección, se espera que sea Ndour una de las líderes que dirija la transición intergeneracional. Además, entre tanto éxito, Ndour aún saca tiempo para viajar durante sus vacaciones a Senegal, donde ha invertido tiempo y esfuerzo en crear ligas que fomenten el baloncesto entres sus parroquianos.




Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *