Navarra va a recibir de forma «inminente» el traspaso de la competencia de sanidad penitenciaria por partedel Gobierno de España, conforme han expresado el día de hoy el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y el consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra,
Eduardo Santurrones, tras una asamblea que han mantenido en la capital española.

Ángel Luis Ortiz ha asegurado, en declaraciones a Europa Press TV, que «al fin están todas y cada una de las gestiones hechas y todos y cada uno de los trámites a fin de que de una manera inminente el Gobierno de Navarra acepte esa competencia, que es en suma la prestación sanitaria a todo el mundo privadas de libertad en Navarra».

El secretario general de Instituciones Penitenciarias se ha mostrado «de manera profunda agradecido por el interés de Navarra por aceptar la competencia en materia sanitaria, que es una obligación legal que viene del año 2003 y que únicamente en una Comunidad se aceptó, en 2011».

El consejero Eduardo Santurrones ha confirmado del mismo modo que la asunción de la competencia es «inminente», lo que además de esto «va a permitir un proceso de administración por medio de la definición de un modelo de ejecución penal en el propio Gobierno de Navarra y la puesta en marcha de un servicio navarro de ejecución penal, para lo que debemos tener una buena relación de coordinación con Instituciones Penitenciarias». «Hemos acordado avanzar en el marco de un acuerdo que nos deje esa cooperación y optimar los servicios públicos que las dos administraciones prestamos», ha explicado.

Eduardo Santurrones ha señalado que «para Navarra es fundamental esta trasferencia, primero pues es una obligación legal y segundo pues es una forma de prestar exactamente los mismos servicios a toda la ciudadanía de Navarra con independencia de cuál sea su origen o bien situación legal». «Esto optima esa prestación y además de esto deja prestar una atención a colectivos frágiles como en muchas ocasiones son las personas privadas de libertad, que tienen además de esto una alta prevalencia en ciertas situaciones sociosanitarias, singularmente en el campo de la salud men
tal», ha explicado.

Eduardo Santurrones ha incidido en que el nuevo servicio de ejecución penal en el que trabaja el Gobierno foral va a suponer «prestar un mejor servicio a los juzgados y tribunales de Navarra, dándoles los medios precisos a fin de que puedan tomar las mejores resoluciones en materia de ejecución penal». «Pretendemos asistir, informar, y ofrecer un servicio de seguimiento que deje un mejor cumplimiento de los objetivos constitucionales de la pena, que son la reinserción y la resocialización», ha asegurado.

Por otra parte, Eduardo Santurrones se ha referido a los encuentros restaurativos, campo en el que se subscribirá, asimismo de forma inminente, un acuerdo de cooperación entre las dos administraciones de tal forma que «se pueda permitir el acceso a personas privadas de libertad que deseen empezar un proceso de acercamiento a sus víctimas y a la inversa, en concepto de reconocer el daño ocasionado, de reconocer frente a la persona a la que se le ocasionó ese daño cuáles han podido ser las consecuencias de sus acciones y también interiorizar mucho mejor lo que sería el contenido del reproche social que se les ha impuesto a través de una sentencia».

Asimismo se han abordado en la asamblea otros temas. De este modo, por servirnos de un ejemplo, desde Instituciones Penitenciarias se ha hecho una valoración «positivísima», ha dicho Eduardo Santurrones, de la cooperación que se marcha a establecer entre la biblioteca de la prisión de Pamplona y la red de bibliotecas públicas de Navarra, una cooperación que, próximamente, se articulará a través de la fórmula administrativa que se considere oportuna.

Además de esto, desde el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia se han presentado proyectos relacionados con la utilización de la inteligencia artificial para las políticas públicas en materia de ejecución penal. De este modo, tal y como se ha detallado a Ángel Luis Ortiz, el Gobierno de Navarra está auspiciando el trabajo ordenado entre la compañía pública Tracasa y la Universidad Pública de Navarra (UPNA), y específicamente de su conjunto experto en inteligencia artificial.

El propósito de este trabajo colaborativo, ha recordado Santurrones, es «emplear la tecnología al servicio de las personas»; y aprovechar todo el potencial de la inteligencia artificial «a fin de que la contestación a un delito sea la más conveniente en todos y cada caso con un doble objetivo: la reinserción de quien lo cometió, y la reparación a la víctima.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *