Naomi Elaine Campbell (22 de mayo de 1970, Londres), supermodelo británica de máximo nivel desde finales de los años 80, empezó su carrera en el vídeo de la canción de Bob Marley «Is this love?». No en balde, la madre de Naomi, una bailarina muy bella llamada Valerie Morris, es jamaiquina como el desaparecido rey del reggae.

A los 16 años, entre sus primeros trabajos pese a la oposición familiar, estuvo una sesión de fotografías con Azzedine Alaïa, que se transformó en su padrino profesional y personal. En los 90 formó una parte del conjunto más universal de modelos, el formado por Cindy Crawford, Linda Evangelista, Claudia Schiffer, Christy Turlington y Helena Christensen. Desde ese momento, Naomi ha probado las mieles del planeta de la música, la actuación y la compañía de hostelería con idénticos y pírricos resultados.

Mas si Naomi ha elegido una causa, esta sería la de eludir el racismo en la pasarela. Ella fue la primera modelo negra en aparecer en 1988 en la primera plana del «Vogue» francés tras ser rechazada en numerosas ocasiones. Durante su carrera ha debido pelear contra el racismo aun últimamente, cuando, conforme contaba misma, una compañía asiática no deseaba emplear sus fotografías por su tono de piel.

Otro tema espinoso para la «diosa de ébano» han sido sus inconvenientes con la justicia. Hace más de 20 años, su asistente personal la denunció por agresión, algo que le volvió a suceder con su ama de llaves dos quinquenios después. Su temprana adicción a las drogas, sus desaires de estrella y el exceso de retoques estéticos a los que se ha sometido han creado ríos de tinta.

Sus últimas excentricidades son una obsesión por la desinfección apremiante y una poco a poco más voluminosa compilación de pelucas que luce día si y día asimismo, puesto que lleva el pelo al cero. La naturalidad no está entre sus centros de interés ni le preocupa lo más mínimo.

Ahora que ha cumplido 50, Naomi Campbell no precisa trabajar si no es por gusto. Participa esporádicamente en desfiles y acontecimientos relacionados con el planeta de la moda e inclusive ha creado una cuenta de Instagram en la que posa con filtros y maquillaje de extensión. En ella entrevista a personas de su ambiente tan conocidas como Cindy Crawford o bien Marc Jacobs.

Hadid y Kardashian
Naomi, que ha estado entre las modelos preferidas de Yves Saint Laurent, Gianni Versace o bien Karl Lagerfeld, no tiene una sucesora que la iguale. Si bien se siente madrina de modelos de color como la australiana de origen sudanés Adut Akech Bior, quien comenzó en la pasarela con Saint Laurent en 2017, ninguna de ellas rivaliza con la modelo londinense en fama ni en belleza. Acercándose a su nivel de otros tiempos estarían las hermanas Hadid o bien las Kardashian, puesto que son estas 2 sagas las únicas que logran contratos millonarios, como todo género de privilegios y protagonismos.

Mas ni la carrera de Naomi Campbell está terminada ni piensa parar de trabajar. Y es que, aparte de que los 50 de ahora no son los de ya antes y la moda prosigue siendo clave entre las mujeres de su generación, esta estrella antojadiza y excesiva sabe que prosigue teniendo un público muy, muy amplio. Ella que, fue novia de Alberto de Mónaco, The Edge (guitarrista de U2) o bien de Joaquín Cortés, vanguardista de la lucha contra el racismo, defensora de la ecología y activista en la protección de los animales, prosigue siendo la preferida de muchas marcas y autores.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *