A lo largo del verano, la conducción se hace singularmente pesada. Conforme la Dirección General de Tráfico, se prevé que para todo el mes de agosto, el número de movimientos previstos sea de 47 millones. El calor, los atascos y la fatiga nos pueden llevar a cometer determinadas infracciones que pueden tirar por tierra el presupuesto de este justo tiempo de reposo. De ahí que, es esencial acentuar nuestra cautela y sobre todo poner atención a cuáles son esas infracciones más frecuentes que se cometen al volante a lo largo de las vacaciones y las sanciones que pueden provocar.

¿Te pueden sancionar?

Prácticamente todo el planeta es siendo consciente de las sanciones a las que se exponen por conducir bajo los efectos del alcohol o bien las drogas, por exceso de velocidad, o bien por conducción imprudente,  mas, no lo son tanto en lo relativo a determinadas acciones que, no obstante, son rutinarias al volante y por las que asimismo pueden ser multados.

data-YouTube-vid>

Conducir en situaciones que limiten los movimientos al volante puede acarrear una multa de tráfico
(aijohn784 / Getty Images/iStockphoto)

Sandalias, zuecos y chanclas son muy recurrentes en esta temporada del año. No obstante, no son lo mejor para conducir. Tanto es con lo que aun pueden acarrear una multa de hasta 200 euros. Si bien el reglamento no prohíbe particularmente su empleo al volante, el agente de tráfico puede sancionar al conductor que lo lleve al estimar que este calzado pone bajo riesgo la seguridad vial por el hecho de que puede llegar a interferir en el control del vehículo. Esta infracción se incluye en el marco genérico de lo que establece el artículo 18.1 del código de circulación, que determina que “el conductor de un vehículo tiene la obligación de sostener su libertad de movimientos”.

¿Y de qué forma afecta a la libertad de movimientos una chancla? Tratándose de un calzado que no está bien sujeto al pie, puede darse el en el caso de que en una situación de urgencia se desplace o bien se suelte de tal modo que el conductor sea inútil de supervisar adecuadamente los pedales.
Si bien en verano es un inconveniente, y puede ser incómodo, lo idóneo es emplear un calzado que sostenga todo el pie y sea ligero, cómodo, flexible y con una suela fina. De esta manera se tiene un buen tacto de los pedales para pisarlos apropiadamente, sin brusquedad ni peligro de perder capacidad de reacción en el caso de emergencia.

Los zapatos de tacón son totalmente desaconsejables para conducir

Los zapatos de tacón son completamente desaconsejables para conducir
(JordanSimeonov / Getty Images/iStockphoto)

Tampoco es recomendable ponerse al volante con tacones, pues el punto de apoyo de los pies para supervisar el pedalier es el talón y al estar elevado provoca una pisada inestable con falta de precisión. El calzado con suela de plataforma impide tener un buen tacto de los pedales, al paso que algunos zapatos y botas pueden resultar demasiado recios para la conducción. Lo aconsejable es que se amolden a los movimientos de los pies.

Asimismo hay que ir con mucho cuidado cuando llueve. Debemos procurar secar las suelas a fin de que no resbalen al pisar el freno o bien el acelerador. Las botas de agua están hechas para pasear no para conducir. Así, lo mejor es llevar un calzado de repuesto en el turismo que nos deje manejar los pedales de manera cómoda y seguridad. Y esto es lo que podemos hacer cuando vamos con un par de zapatos poco convenientes para ponernos al volante, dígase chanclas, zuecos o bien tacones.

Sacar la mano de la ventanilla puede ser tentador, pero es una conducta sancionable

Sacar la mano de la ventana puede ser tentador, mas es una conducta sancionable
(Alex1975K / Getty)

En exactamente la misma línea, una de las costumbres más generalizas es el hecho de respaldar el codo en la ventanilla mientras que conducimos. Una situación que resulta cómoda mas que puede entorpecer nuestras habilidades al volante y además de esto ser peligrosa si un vehículo se aproxima sin respetar los límites laterales. Ocurre lo mismo con acciones como maquillarse, comer, tomar o bien conducir sin camiseta. Dada esta realidad, escoges si decides exponerte o bien proseguir tentando a la fortuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *