Los bancos que cotizan en la Bolsa de España han sufrido durante la mañana fuertes caigas tras hacerse pública la contestación del Letrado General de la UE sobre las hipotecas con IRPH. Este estima que los jueces nacionales están habilitados para decidir sobre el carácter potencialmente exagerado de ciertas de sus cláusulas. Esta resolución, que no es vinculante mas que influye hasta el 80% de las futuras sentencias del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), apoya a los titulares del más de un millón de hipotecas referidas a este indicador que hay en España. A media mañana, las acciones de CaixaBank caían un tres,44%; en la medida en que las de Bankia perdían un dos,75%; Sabadell, un 1,89%; Santander, un 0,41%; Bankinter, un 0,36% y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, un 0,35%. No obstante, la cotización de las entidades se dio la vuelta conforme avanzaba la sesión y a media tarde todos y cada uno de los bancos españoles registraban esenciales ganancias en bolsa, todas y cada una superiores al dos%. La razón es que el campo bancario ha acogido con optimismo la opinión del Letrado del TJUE sobre el IRPH, puesto que estima que detalla en su informe de opinión que el caso específico que motivó la cuestión sobre el IRPH cumple con las demandas de trasparencia, al paso que se delega en los tribunales españoles el determinar si hubo abusividad en la comercialización de los contratos indizados al mismo. De esta forma lo han expresado distintas fuentes financieras consultadas por Ep, resaltando que, si bien esta opinión no es vinculante y todavía está por ver la sentencia del TJUE elaborada por sus 15 jueces, se comprende que “no existe abusividad y, por ende, el IRPH no es nulo”. Así, el campo piensa que se cierra de raíz la idea de que los contratos pudiesen ser declarados nulos, al paso que ahora va a ser cada tribunal nacional el que decida si se notificó suficiente al cliente del servicio al firmar el préstamo hipotecario. En este sentido, exactamente las mismas fuentes han precisado que para determinar si hubo abusividad en la comercialización de hipotecas referidas al IRPH, los tribunales deberán fundamentarse en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que afirmó en el último mes del año de 2017 que siendo un índice oficial no precisa de demandas de comercialización singulares. En todo caso, el miedo a una batalla judicial de centenares de miles de demandas puede provocar un impacto previsto para la banca, de más de 40.000 millones «en el peor de los escenario planteado por Goldman Sachs”, si bien otros informes dismuyen substancialmente esa cantidad entre siete.000 y 25.000 millones de eruos. Las entidades más expuestas podrían ser Caixabank, con seis.700 millones de euros; Santander, con cuatro.300 millones; Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, con tres.100 millones; Bankia, con 1.600 millones; Kutxabank, con 1.235 millones y Sabadell, con 830 millones. El Letrado General se ha pronunciado de este modo en contestación a múltiples cuestiones prejudiciales planteadas por un juzgado de Barna, y si bien su opinión no es vinculante, acostumbra a marcar la línea que prosigue el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia. Si al final la sentencia ratificara la postura del letrado general querría decir que el índice IRPH podría declararse ilegal por no haberse comercializado estos años de forma transparente. Las hipotecas IRPH fueron una opción alternativa a las aplicadas al euribor entre 2005 y 2009, cuando la burbuja inmobiliaria vivía su apogeo y su caída. En ese instante el euríbor llegó a superar el cinco% y las hipotecas con IRPH se ubicaban en aquel instante muy por debajo. Actualmente, estas hipotecas tienen las clases ubicados en 1,84%, al paso que el euríbor está en el 0,356%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *