Porsche anunció este viernes sus resultados de 2019, año en el que vendió 280.800 automóviles, un 10% más, a pesar de que las ventas mundiales de automóviles recularon, por segundo año sucesivo, un cuatro%. La facturación se acrecentó un 10,6%, hasta los 28.518 millones de euros, con un resultado neto operativo ya antes de singulares de cuatro.397 millones de euros, un dos,52% más. El beneficio sobre las ventas se situó en el 15,4%, entre los más altos del ámbito, si bien bajo el récord del 17,6% alcanzado en 2018. Un retroceso debido a las fuertes inversiones precisas de cara al desarrollo de la electrificación, con el primer modelo eléctrico de la marca, el Taycan, lanzado al mercado el año pasado.

Aparte del Taycan, en 2019 Porsche efectuó la campaña de lanzamientos más intensa de su historia, con lanzamientos como el 911 cabriolet, la tercera generación del SUV Cayenne, con su nueva carrocería coupé o bien el nuevo 718. Asimismo inauguró su nuevas instalaciones productivas en Zuffenhausen, la primera fábrica del planeta que genera automóviles de forma completamente sustentable. No obstante, el fabricante prevé grandes desafíos para 2020 debido al impacto de la crisis del coronavirus, como ha detallado su responsable de Finanzas, Lutz Meschke.

«En numerosos países europeos ha habido un cierre total. Es una situación muy complicada», explicó Meschke en una mesa redonda con cronistas en la que participó ABC. «No sabemos en qué momento se reanudará la produccion y las ventas -el fabricante ha decidido, de momento, cerrar sus plantas en Zuffenhausen y Stuttgart por lo menos un par de semanas-. No sabemos si tendra un corto impacto o bien largo. En mi opinión todavía es demasiado pronto. Mas el impacto va a ser significativo. No sabemos si la situación se extenderá hasta el verano o bien el otoño».

El golpe además de esto no es exclusivo de Europa, sino asimismo se ha extendido a Norteamérica, de momento sobre todo a N. York y California, cada vez que China empezaba a remontar. «En China la situación en el mes de febrero ha sido muy difícil, con un cierre de por lo menos de 3 semanas. Ahora teníamos esperanzas de restauración en el tercer mes del año, con hasta el 80% de los concesionarios reabiertos».

Meschke insiste en que si el parón se extiende a lo largo de 2 o bien 3 semanas el impacto no sería severísimo. «Pero va a ser muy, muy diferente si la situacion se extiende 3 o bien 4 meses». Preguntado sobre si la Comisión Europea debería reconsiderar sus objetivos de emisiones para 2020, que podría motivar multas de hasta 12.000 millones de euros para los fabricantes si su flota es demasiado contaminante, estima que «aún es pronto para discutir con las autoridades un retraso en los objetivos. Si la crisis dura dos semanas no va a ser preciso. Mas si dura hasta verano va a haber que discutirlo, esto está claro. No es realista tener restricciones que entonces no se pueden cumplir».

Si bien la rentabilidad por vehículo de Porsche se sostiene, en el 15,4%, entre las más altas del ámbito, ha sufrido una caída desde el récord del 17,6% conseguido en 2018, que el directivo atribuye a los costos de desarrollo del programa de electrificación de su oferta, empezando por la berlina deportiva Taycan. A pesar de ello, contaba con sostenerla sobre el 15%, con una situación «prometedora» ya antes del coronavirus, aunque ahora «tenemos una situación de crisis y debemos aguardar a ver qué ocurre en los próximos meses o bien días».

A pesar de que frecuentemente se defiende que la producción de automóviles eléctricos precisa de menos personal, Porsche acrecentó su masa laboral hasta 35.429 empleados, un nueve con seis% más. «En general, en comparación con un turismo termico se requiere menos gente. Mas con el Taycan necesitabamos un lugar de produccion nuevo, y de ahí que precisábamos nuevos trabajos, unos dos.000 nuevos. La produccióin de nuestros deportivos también ha ido bien y de ahí que asimismo se ha aumentado.

La crisis, considera, asimismo ofrece una ventana de ocasión a la digitalización del proceso de venta, algo en lo que Porsche, con una plataforma virtual ya en pruebas en Alemania, es vanguardista. «Es una buena ocasión para preparar a los clientes del servicio para nuevas fórmulas de compra». La plataforma, prosigue, solo prepara a los turismos para la adquisicion del turismo, mas el concesionario siempre y en todo momento está integrado en el proceso, para asistir en el papeleo y guiar al cliente del servicio en la configuración del turismo. «Para los concesionarios no debe haber preocupación por la nueva plataforma digital. Además de esto los concesionarios pueden aprovechar para preparar a los clientes del servicio para los proximos meses y dirigir las ventas en los proximos meses».

Aboga, además de esto, por seguir desarrollando nuevos modelos de negocio, poniendo como un ejemplo el servicio de subscripción Porsche Passport, empezado en la ciudad de Atlanta (Georgia), y que deja a los clientes del servicio alternar entre diferentes modelos de la marca en función de sus necesidades puntuales. «Es fundamental invertir en nuevos modelos de negocio, y también ir en la dirección de la conducción autónoma. Un enfoque es ofrecer a los clientes del servicio modelos de subscripción como Passport, una propuesta que ha sido realmente bien acogida y ha tolerado captar nuevos perfiles de cliente del servicio, considerablemente más jóvenes». En este sentido, recuerda que la compañía ha decidido ampliar la oferta a San Diego, Toronto y Las Vegas, y avanza que asimismo podría extenderse a Europa y Asia.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *