El consumo de comida y bebida fuera del hogar ya no se restringe a restoranes y bares, los supermercados se apuntan a esta tendencia con espacios donde se sirven platos listos para consumir. Esta tendencia ha irrumpido fuertemente en las primordiales cadenas de distribución y ha alcanzado un desarrollo del 10% en la partida de consumo fuera de casa en el tercer trimestre y el el tres% de la facturación total de estos establecimientos, conforme los últimos de Kantar.

De la nota mandada por Kantar se extrae que Mercadona ha sido la última cadena en sumarse a este negocio y que lidera el desarrollo en el volumen de «Listo para Comer» con un porcentaje del 67%. De esta manera, los supermercados dirigidos por Juan Reig se aúnan a la transformación que han llevado a cabo otros como Alcampo, Carrefour, Día y Bon Preu para incluir opciones de comida ya cocinada tanto para llevar para comer en el propio establecimiento. «En un ambiente en el que la demanda de comestibles y bebidas no medra, la única forma que tiene el canal de continuar medrando en volumen es lograr ocasiones de consumo de forma tradicional gestionadas por otros», señala la directiva de Fuera del Hogar de Kantar, Cristina Puchol.

Entre las conclusiones ofrecidas por la asesora el almuerzo es el alimento donde más se busca esta clase de oferta y los platos de carne y pizzas, los menús preferidos por los clientes del servicio. Además de esto, el incremento de cuota en el canal de distribución del consumo de comida ya preparada ha perjudicado de forma directa al campo de la restauración. «Casi 4 de cada diez ocasiones que gana el ‘Listo para comer’ del súper las conquista a bares y restoranes, eminentemente de restauración organizada como Burger King, Telepizza, McDonald’s o bien Ribs, y menos a los restoranes más tradicionales», reza la nota de Kantar.

Sin embargo, desde la asesora interpretan que los cambios en los hábitos de los usuarios españoles asimismo son una fuente de ocasiones para los restoranes, que han ganado un nicho de negocio en las comidas y cenas que mandan a casa. De esta manera, merced al bum de el alimento a domicilio mediante Just Eat, Glovo o bien Deliveroo, los restoranes se han posicionado como una opción alternativa cocinar en casa y no como substituto del restaurant. Esta tendencia del «delivery» o bien reparto a domicilio ya alcanza los prácticamente 3 millones de clientes del servicio en lo que va de año. «Las fronteras se diluyen todavía más y se consolidan nuevos modelos de negocio. Los próximos meses van a ser interesantes para el campo de los comestibles y las bebidas, y aquellos que mejor comprendan qué busca el consumidor en todos y cada ocasión van a tener mayores probabilidades de ganar», sentencia Cristina Puchol.

«Mercaurantes», el súper del futuro
Una investigación de Aecoc Shoppervier, en el que se ha bautizado como «mercaurantes» a estos espacios habilitados en el súper, confirma este fenómeno: el 47% de los usuarios ha usado los «mercaurantes» de forma eventual y el 80% prevé sostener o bien acrecentar sus visitas en el futuro. Conforme Aecoc, la razón de su éxito se fundamenta en la conveniencia y en la adecuación al género de vida de los españoles. El 56% de los encuestados declara consumir productos listos para comer, al tiempo que el 59% califica su día tras día como «muy ajetreado» y agradece cualquier servicio que reduzca el tiempo destinado al consumo, señalan desde Aecos.

«Con los mercaurantes, supermercados, restoranes y tiendas de conveniencia se han transformado en nuevos contendientes por la cuota de estómago de los usuarios, y la inmediatez y los productos frescos semejan ser los factores que determinarán su éxito» apuntó el gerente Retail Knowledge de Aecos, Pablo de la Rica, en la jornada «Mercaurantes: de qué forma ganar la partida del foodservice», festejada a fines de noviembre.

Tanto el reparto a domicilio de los restoranes como los «mercaurantes» son 2 fenómenos que responden a la demanda de servicios y productos de conveniencia por la parte de los usuarios. «Ya no nos proponemos ponernos a cocinar tras el trabajo, sino valoramos tener la mesa puesta y gozar del poco tiempo de ocio del que disfrutamos en otras tareas», consideró De la Rica, que recordó que 6 de cada diez españoles han comprado platos listos para consumir en el último año, muchos de ellos de supermercados y también hipermercados.

Por otro lado, la creciente oferta saludable ha disociado el alimento preparada y lista para llevar de la carencia de calidad con la que se percibía hace unos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *