Meliá Hotels perdió en 2020 425,9 millones de euros por la crisis del coronavirus. La parálisis que vive el ámbito del turismo por la pandemia han provocado estos números colorados de la cadena hotelera. «2020 no se semeja a nada que hayamos conocido en nuestros 65 años de historia; no hay equiparable posible. Tras lograr en 2019 unos resultados positivos y sostener exactamente la misma tendencia a lo largo de los 2 primeros meses de 2020, la aparición de la pandemia desde el mes de marzo dejó la actividad turística en un estado de práctica hibernación», ha explicado Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero encargado de la compañía.

Los ingresos a lo largo de el año pasado se cayeron un 70%, hasta los 528 millones de euros, al tiempo que el ebitda se situó en los -151 millones. Conforme comenta la compañía en un comunicado, «la tendencia positiva del 2019 se sostuvo a lo largo de los 2 primeros meses del año, truncándose desde marzo frente a la mayor crisis sanitaria, económica y social jamás vista en tiempos de paz». En conjunto, la ocupación media registrada en 2020 por Meliá fue del 34,9%, sobre un porfolio medio de hoteles abiertos en el ejercicio del 46%. Además de esto, los ingresos por habitación libre (Revpar) cayeron un 50% por la baja ocupación, hasta los 34,3 euros. Asimismo, debido a los cierres de hoteles, Meliá ha explicado que ha conseguido ahorrar 37 millones en conceptos de alquileres al haber llegado a un pacto con los arrendadores para la condonación o bien aplazamiento de los pagos.

En lo que se refiere a la deuda, esta asciende en más de 500 millones de euros, hasta los dos.603 millones. Esta subida hace que Meliá reconozca que se halla examinando otras vías opciones alternativas para conseguir liquidez y reducir la deuda. Una de estas vías es la venta de activos «con la posibilidad de sostener el contrato de gestión». Como ya notificó ABC, las cadenas hoteleras para hacer en frente de la crisis están comenzando a vender una parte de sus activos para poder sobrevivir. En el caso de Meliá, cuenta con 43 hoteles en propiedad.

Al cierre del ejercicio, Meliá contaba con una liquidez de 316 millones. Conforme explica, «la compañía sigue sosteniendo como una de sus prioridades tener una situación de liquidez que nos deje encarar los meses venideros con determinada calma. Dicho esto, se notifica que la mayoría de los vencimientos previstos para el ejercicio 2021 han sido ya refinanciado».

Perspectivas
Meliá espera que este 2021 sea mejor que el año pasado, si bien para este primer trimestre sostiene su plan de contingencia. Para el segundo trimestre, espera un fuerte impulso en las reservas para los meses de mayo y junio, todo motivado por la apertura de fronteras del R. Unido. Además de esto, espera un verano de determinada normalidad en países como México y Rep. Dominicana, frente a las reservas que se están generando en el Caribe a lo largo de este primer trimestre.

De ahí que, sigue efectuando un apuesta por el segmento vacacional, el que supone el 60% de los hoteles y el 70% del beneficio operativo del conjunto. «Apoyado en la demanda contenida de españoles, británicos, alemanes y franceses, el segmento vacacional de “sol y playa” sería el primero en recobrarse para España y otros destinos de corta y media distancia, como semeja señalar la contestación de un mercado como UK frente al anuncio de la próxima apertura de sus fronteras», narran.

Incluso de este modo, fía esta restauración a los diferentes planes de vacunación de los países. «Confío en que lo peor puede haber ya pasado, y que vamos a poder tener una positiva temporada estival, siempre que los programas de vacunación y tratamientos prosigan ampliando su eficiencia en el control de la pandemia», comenta Escarrer.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *