Las mejores alternativas para encontrar la financiación para tu proyecto

La economía es uno de los aspectos más relevantes en el marco social contemporáneo. El buen o mal estado de esta dictamina en alta medida la situación financiera no solo del país, sino de cada uno de los individuos que ahí habitan. Tras haber superado una crisis financiera histórica, muchas personas se están planteando emprender en su propio negocio para llegar a lo más alto. No obstante, esta tarea no es sencilla y apoyarse en los mejores recursos económicos será la única forma de empezar.

Un banco de confianza

No hay duda de que tener una entidad financiera de confianza, que vele siempre por nuestros intereses, será la manera más eficiente de encaminar el proceso del emprendimiento. Las posibilidades son tan variadas hoy en día que se antoja complicado escoger con pleno conocimiento de causa.

Por esta razón, acudir a los recursos que nos propone Internet puede sernos de gran ayuda. Existen listados de bancos que, incluyendo grandes como el banco BBVA, ponen a nuestra disposición toda la información pertinente para que seamos capaces de identificar claramente cuáles merecen nuestra confianza.

Así pues, cuando estamos planteándonos levantar nuestro propio negocio, no podemos hacerlo por cuenta propia. Son muchos las circunstancias que determinarán nuestro éxito o fracaso; por lo que, si queremos empezar con buen pie y acceder a las mejores condiciones de financiación, la elección del banco no puede quedar en manos del azar.

Sal de las listas de morosos

Uno de los requisitos fundamentales a la hora de solicitar un crédito al banco es la de no estar presente en ninguna de las listas de morosos que existen. El incumplimiento de pagos nunca queda impune, por lo que hemos de solventar este problema del pasado en caso de haberlo sufrido.

Aprender como salir del ASNEF, lista más relevante del sector, debe ser una de nuestras prioridades. Esta corresponde a aquellas deudas de mayor tamaño que se acumularon en nuestra libreta de préstamos y que, en caso de no terminar con ellas, emprender nos será realmente complicado.

Antes de nada, es necesario matizar que, una vez se nos notifica que estamos en ASNEF, tenemos un derecho de oposición que se resolverá por vía judicial. Sin embargo, si ya figuramos en la lista, habremos de acudir a las oficinas del registro de morosos y, a continuación, pactar con los prestamistas un acuerdo. Una vez pagada saldremos de ASNEF en un máximo de 30 días.

Otra manera de financiación

Actualmente existen diversas metodologías para lograr la financiación de nuestro proyecto personal. Únicamente hemos de estar atentos a las alternativas que tenemos a nuestro alcance para alcanzar los objetivos que nos hayamos puesto.

La línea de descuento es, sin lugar a duda, una de las técnicas más recurrentes que se han instaurado con firmeza en el marco de la financiación para emprendedores. Basada en el pago previo por parte de bancos o empresas privadas, de documentos como pagarés, recibos o letras de cambio.

Todo esto se produce con su consecuente comisión que, en caso de tener garantías de pago, se reducirá considerablemente. Una forma de asegurar una entrada de dinero directa que nos pueda servir para seguir mejorando el negocio que hemos montado.

Los créditos más rápidos

Con la llegada de Internet, se abrieron las puertas a nuevas formas de financiación que, gracias a sus atractivas condiciones, se han presentado como la alternativa más demandada. Este es el caso de los creditos rapidos de 1000 euros que podemos solicitar de forma online.

No importa si no tenemos una nómina o aval que justifique el pago, tampoco que figuremos en la previamente mencionada lista de ASNEF, estas entidades financieras se han convertido en uno de los mayores apoyos para todas aquellas personas que no pudieron superar los procesos burocráticos.

De esta manera, podemos solicitar préstamos de hasta 1000€ que, en tan solo unas horas, entrarán en nuestra cuenta tras llenar un pequeño formulario. Una inyección económica que puede suponer el primer empujón para levantar una empresa desde abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *